Invitado
Invitado
Entradapor Invitado, el Vie Mayo 10, 2013 6:42 am
Las puertas de la torre se abrieron ante mi, tuve que evitar un temblor que me revolvía todo el cuerpo.
Se trataba de una torre altísima, no tenía mucho decorado pero su figura la hacía imponente. Salí al encuentro de un maestro que salía, reconocí lo de maestro por el color de su capa y por el signo que había en ella, el cual señalaba su condición y rango.
El mago me miró detenidamente, como evaluándome, esperé a que terminase sin ninguna objección.
- ¿Con que tu eres...?
Dijo el mago con cara de curiosidad
- Nérendon, Nérendon Ferendroden
Dije para completar la frase que deliberadamente había dejado incompleta el mago.
- Bien, últimamente hay muchos nuevos, acompáñame, te buscaré una habitación para que puedas descansar
Cogí mi alforja y me limité a seguir al mago mientras este caminaba y las puertas se cerraban tras ellos sigilosas sin que nadie las tocase. Tuve miedo por un momento, pero después me obligé a mi mismo a seguir.
________________________