avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Buzón de Rurik Helgasonpor Rurik Helgason, el Sáb Mayo 12, 2018 12:00 am
Buzón de Rurik

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humana
Nombre : Zane Beren Ciryatan
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de cuarto grado
Clase social : Plebeya, campesina
Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 22/04/2013
http://latorre.foroactivo.mx/t3314-buzon-de-zane
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Buzón de Rurik Helgasonpor Zane Beren Ciryatan, el Sáb Mayo 12, 2018 6:41 pm
Contexto:

Cuando la pelirroja terminó de escribir la carta, agarró aquel trozo de papel que se había mantenido ingrávido en el aire durante todo aquel arduo proceso de escritura, lo enrolló y se lo entregó al duende de las flores que había invocado previamente. Era una pequeña criaturita vegetal compuesta por hojas, raíces y varias flores blancas que recordaban a las margaritas, y parecía impaciente por entregar el mensaje.

A continuación, la joven murmuró el nombre de Rurik, y agarrado el mensaje entre sus dos diminutos brazos, el duende asintió varias veces con la cabeza y salió disparado dirección hacia La Torre, perdiéndose entre la espesura del valle.

Querido Rurick:

Te escribo ya lejos de las cercanías de la escuela, pues me he ido y no volveré, seguramente, hasta que esté muy lozana la luna. Durante el trayecto, no pude evitar pensar en ti, por lo que decidí detenerlo y escribirte, aunque sean solo un par de líneas. No obstante, debo de reconocer que me avergüenza profundamente hacerlo. En primer lugar, porque no soy muy buena escribiendo, y siento que todas mis palabras aquí pueden estar sometidas a futuros escarnios y burlas; y en segundo lugar… no sé como se escribe tu nombre. Dichosos los minutos que llevo debatiendo si lleva una “c” o una “k”, así que he decido juntar ambas opciones y esperar a no equivocarme demasiado.

¿Qué tal todo? ¿Y qué tal con Godrick? He oído que habéis progresado mucho. Con los estudios, quiero decir. ¿Qué tal llevas lo de invocar demonios? Yo aún no me he atrevido a hacerlo. Me da un poco de cosa liarla y acabar cargándome la escuela por error; y, además, no tengo el tiempo suficiente para ponerme a practicar con los círculos de contención y esa clase de brujerías: estoy ocupadísima con un proyecto que tengo entre manos. ¡Qué pena que no te pueda contar nada…! Aunque te prometo que cuando lo termine, serás uno de los primeros en verlo, aunque debo de advertirte de que, a pesar del secretismo, lo que estoy fabricando tampoco es nada del otro mundo, a pesar de su dichosa complejidad. Llevo días enteros entrando y saliendo de La Biblioteca, sacando y dejando libros, tablitas de arcilla, documentos en garnálico antiguo —que tampoco es tan complejo de leer, aunque a veces puede sí que puede resultar algo apabullante —, pero puedo afirmar sin temor a equivocarme que lo peor de todo es el hecho de que no puedo utilizar magia: a la larga, la magia residual acabaría estropeando mi obra maestra, y a la corta, requiero de trabajar con las esencias más que con las formas —palabrejos un tanto extraños, pero me parecen etimológicamente más bonitos que otras opciones que barajean algunos autores que he leído —, la magia estropearía los materiales con los que estoy trabajando.

¡Santo cielo! Al final te he escrito más de la cuenta sobre lo que no te quería contar. Qué se le va a hacer, soy un desastre

Es una pena que no coincidamos más a menudo, pero supongo que esta es la vida del estudiante de cuarto grado. Deberíamos concretar un día para vernos y pasar la tarde. Godrick también podría venirse, aunque no sé por qué, pero siento que no le caigo bien. Llevo esa sensación conmigo desde que me tiré desde tu ventana el día de la fiesta (diablos, que raro suena ahora que lo escribo), pero no sé. Tal vez sean imaginaciones mías. ¿Tú que piensas acerca de este asunto?

Con esta pregunta, me despido. No se me ocurre nada más que contarte. Bueno, sí. Pero si te lo cuento todo ahora, no tendré nada que contarte en las otras.

Un abrazo y un beso cortés,

Zane.

Pd: suerte con Godrick. Ya sabés, por el tema de los estudios, y esas cosas…

Pd2: ahora mismo estoy en el valle teniendo una conversación de lo más agradable con un ciervo, así que, si le entregas tu respuesta al duendecillo, el mensaje no tardará en llegar. Si te comportas bien y me escribes una carta más digna que la mía, te responderé la mar de contenta.

Pd3: aunque este intento de carta ha sido un desatre, has de reconocer que mi primer parafo párrafo me ha quedado genial


________________________
avatar
Humana
Nombre : Zane Beren Ciryatan
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de cuarto grado
Clase social : Plebeya, campesina
Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 22/04/2013
http://latorre.foroactivo.mx/t3314-buzon-de-zane
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Buzón de Rurik Helgasonpor Zane Beren Ciryatan, el Dom Mayo 13, 2018 2:12 pm
Estimado ᚱᚢᚱᛁᚳ o ᚺᚱᚯᚱᛖᚳᚱ, aunque yo no te pueda ver desde aquí porque el sol hace reflejo en las ventanas, espero que alcances a ver cómo yo te saludo con la mano:

Supongo que tienes razón sobre los centrogarnálicos, aunque prefiera nuestras incoherencias y giros lingüísticos que vuestra precisión. Por ejemplo, mi nombre, «Zane» se pronuncia «Cein» (más o menos), y a pesar de que me gusta mi nombre y como suena, creo que no soportaría llamarme Cein. Tal vez sea la costumbre, o la cultura, pero «Zane» me parece mucho más elegante, más loable. «Cein» es el boceto de una flor, «Zane» la flor en sí. Y no es por tirarme flores, pero en este extraño símil, yo sería el jardín; un jardín de prosperidad y virtud, lleno de dones de muchos pétalos y claros despejados.

Bromas aparte, supongo que para ti será algo parecido, lo único que al revés. Lo único que tienes que convivir con un nombre con… menos significado. Ya me gustaría a mí que mi nombre significara «famosa por su poder» o «líder famoso», pero no. Mi nombre completo es Zane Beren Ciryatan, y según lo que mis padres me contaron una vez, las dos últimas palabras provienen del élfico, y significan algo así como «fulgor carmesí». O al menos eso me digo a mí misma para conservar algo de dignidad. Siéndole fiel a la verdad, y ciñéndome a las palabras originales, básicamente me llamo Zane Chispa Roja. «Chispa», santa barbarie. Eso es nombre de perro. ¿Quién en su sano juicio llama «Chispa Roja» a su hija?

Solo espero que todo fuera una broma y mi nombre no signifique nada. Que lo del élfico fuera una cómica invención para hacerme sentir especial cuando era una niña pequeña, pero ahora la niña pequeña ha crecido, y me hace sentir dichosa. Y esta es la razón por la que siempre me presento como Zane y omito todo lo demás. No quiero que un elfo —o alguien que sepa élfico — se ría de mí en el caso de que sea cierto.

Sé que debería llevar mi nombre con orgullo, pues es el nombre que me dieron mis padres, pero… es complicado. Y aunque lo explicara, no creo que llegaras a entenderlo. Tú estás al otro lado del río, en la corte de los nombres grandiosos y con buenos significados. Yo estoy dentro de las bravezas del río, utilizando mi “Zane” como falúa, aguantando la corriente, negándome a pisar el castillo del rey Agapito El Orejudo, sin la fuerza suficiente para llegar al otro lado donde tú estás. ¡Con tanta agua, normal que florecerían flores…!

No es que piense que mi entero nombre sea feo, es más, lo considero incluso bonito. El problema es el significado. Es como si una bella dama, con unos dientes muy cuidados y perfectos, sonriera después de comer un delicioso plato de acelgas, y tuviera trozos de comida entre los dientes. Es desagradable, como cuando tienes un trozo de cartílago metido entre los dientes, es lo mismo.

Respecto a lo de Godric, creía que era tú pupilo. Quería saber cómo progresaba. Y te entiendo perfectamente respecto a esos rumores que se oyen de los acerca de algunos consagrados. Es aterrador, ¿verdad? Yo en mi primer mes aún seguía con el Libro de la Tierra, luchando para que me obedecieran las criaturillas que invocaba. Que La Diosa nos asista si alguna vez uno de esos magos se pone en nuestro camino, si es que existen.

Eso sí, no me extrañaría que Godric se terminara graduando antes que nosotros, más ahora, que no sale de su habitación ni para comer. Alguien debería decirle que, a pesar de su loable dedicación por sus estudios, debería descansar un poco, o podría enloquecer. Después de todo, también están esas leyendas, las que hablan de antiguos estudiantes que no soportaron el estrés de los estudios o que la magia los fue deteriorando poco a poco, desdibujando los límites entre lo real o lo imaginario y abandonaron todo esqueje de cordura.

Hay una historia que me gusta mucho, que no sé si la has oído, pero básicamente cuenta sobre un pasadizo secreto en el sótano donde se esconden unos calabozos. Allí encerraron a antiguo alumno que jugó con fuerzas oscuras y se volvió loco. Si no la has escuchado, no me importaría contratártela algún día, aunque te advierto; la historia es aterradora.

Y ahora que lo dices, sobre lo del basilisco…  tal vez te rías, pero allí voy: no tengo un basilisco, lo sé, es una pena. Lo que sí que tengo es a mi Basilisco. O tenía. Verás…

Hace unos días, me encontré a una lagartija encima de mi escritorio, mordisqueando las hojas de los libros que tenía desperdigados por allí. Me pareció tan adorable, que la adopté y la puse el nombre de Basilisco: admítelo, es un nombre genial para una lagartija. Aunque supongo que no es del todo práctico, pues al parecer la gente saca conclusiones erróneas. No hay mucho más que contar: Basilisco llevaba dos días sin comer, el perro-demonio de Godric me hizo recordar que hay que ser buenos con las mascotas, y fui a buscarle algún insecto para que comiera. Tal vez lanzarme por la ventana fue algo demasiado dramático, pero es que era algo que llevaba mucho tiempo deseando hacer y… vaya. Que extraño ha sonado. Bueno, y cuando fui a mi habitación, no estaba; se había escapado. Hasta las lagartijas huyen de mí. Tsk.

Podría haber vuelto con vosotros, pero no sé, en aquel momento supongo que no quería interrumpiros, aunque tampoco me preguntes por qué. Ni yo misma lo sé.

Y vaya, la historia del demonio me la tienes que contar en persona. Y disculpas aceptadas (me estoy quedando sin espacio, no quiero utilizar una hoja para dos o tres líneas más).

Gracias por ofrecerme tu cordial ayuda, que sepas que también puedes contar conmigo para lo que sea. Un amistoso saludo para quien es famoso por su poder,


Zane.


p.d: algún día lo entenderás.

p.p.d: me fiaré de tu criterio.

p.p.d: ¡Ay! Por favor, cuéntamelo, estoy llena de curiosidad, más aún es


Bah, que le den. Tendré que utilizar otra hoja. Como decía, estoy llena de curiosdad, más aún estando tan cerca del bosque. Si quieres, pues utilizar esta hoja para contarme aquello tan emocionante que encontraste en el bosque. Ardo en deseos por leerlo.

________________________
avatar
Humana
Nombre : Zane Beren Ciryatan
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de cuarto grado
Clase social : Plebeya, campesina
Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 22/04/2013
http://latorre.foroactivo.mx/t3314-buzon-de-zane
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Buzón de Rurik Helgasonpor Zane Beren Ciryatan, el Jue Mayo 17, 2018 4:12 pm
Querido amigo:
Cualquiera diría que no estoy ocupada con secretísimos proyectos, ¿pero acaso la opinión de cualquiera tiene algún valor? Te diría por qué estoy pasando la tarde en El Valle, escribiéndote cartas y hablando con ciervos, pero me temo que también es secreto. O puede que esté tomándome un par de buenas y merecidas horas descanso y esté aquí, escribiéndote. O tal vez y puede ser, que escribirte también forme parte de dicho proyecto… ¡Quién sabe!

Ahora que sé que mi verdadero nombre es «Zane, la valiente constructora de barcos», me doy más que satisfecha. No es como si construyera barcos, pero me gusta lo de valiente. Sí, ahora creo que podré exhibirlo en público: ahora que la doncella ha conseguido desnudar sus dientes de acelgas, creo que me atrevo a mostrar todo mi nombre, y mis apellidos, con decoro. Mea culpa, me expresé con total patanería. “Zane” es mi nombre, “Beren” y “Ciryatan” mis apellidos, el último por parte de padre. ¿Eso significa que mi padre tiene alguna relación con los elfos?
Ah, y si no se lo pregunté a nadie, era porque me daba vergüenza. Imaginate que se acerca a ti un estudiante y te pregunta: «Oye, creo que mi apellido es nórdico. Verás, me llamo Ismael Orina Fría». Estoy seguro de que no sabrías si se trata de una broma o no, si reírte o enfadarte, o qué hacer. Pues no quería arriesgarme a presentarme ante un desconocido elfo y hacernos pasar un mal trago a los dos. Tal vez Orina Fría sea peor que Chispa Roja, pero creo que me sirve de ejemplo.

Cambiando de tema, en Garnalia centro los nombres suelen seguir esa estructura, aunque creo que nunca he visto a nadie escoger el apellido de la madre. Pero no siempre se sigue ese patrón de nominación. A veces los apellidos hacen referencia al lugar de procedencia, alguna característica del nacido, incluso a un oficio determinado. Pero todo depende de la zona. Según leí, hay algunas regiones donde las personas no tienen apellidos, otras donde los apellidos de una persona varían con el paso del tiempo; y luego está Yil. Hace unos días hablé con él, y me explicó que su nombre tenía tres sombras. Cuando le pregunté acerca de aquellas tres sombras, se puso muy nervioso. Tuve que cambiar de tema para evitar que le diera un ataque. Sea como sea, ese hombre es un misterio, aunque detrás de esa masa de músculos y cara bárbara, se esconde una persona muy tierna y una historia muy inquietante. Es tu vecino, tal vez deberías hablar algún día con él si tanto te interesa el tema de los nombres. Es más, es una orden: este miembro de la aristocracia nórdica te ordena hacerlo.

Me preguntaste por tu nom de guerre, y después de escuchar tu encontronazo con un dragón —sigo sorprendida—, Rurik Domadragones podría ser un buen sobrenombre, y aunque es un poco pretencioso, seguro que en nórdico suena mejor. Y tranquilo, tu secreto está a salvo conmigo, aunque temo que algún alumno le dé por asaltar al duende y leer nuestra correspondencia, así que habría que buscar una manera de cifrar las cartas cada vez que escribamos sobre tu bebé, mami Rurik. ¡Ay, y por supuesto que quiero darla de comer! ¿Le gustará la carne de ciervo?

Respecto a Godric, no creo que nos esté evitando… o al menos no intencionadamente. Ya me encargaré de hablar con él para que vuestra relación académica se consagre, y deje de pasar de nosotros. Claro, siempre que esté en La Torre. ¿Te imaginas que se ha ido sin decirnos nada?

Él si que se merece la furia de los libros de La Biblioteca, aunque debo de reconocer que no tenía ni la más remota idea de pudieran hacer eso. Se ve que siempre he sido una niña buena y nunca me han perseguido libros, pero no me parece extraño. Cosas más extrañas se han visto en La Torre.
No sé qué más puedo decirte, así que…

Un abrazo,

Zane.

p.d.: No te preocupes, ese día llegará pronto. Incluso puede que necesite tu ayuda a la hora de recolectar algunos materiales. Si me prometes que no harás muchas preguntas, te dejaré hacerlo.

p.p.d.: Sé que está carta ha sido un poco pobre respecto a las demás, lo sé. No estoy tan inspirada como antes. Creo que el ciervo con el que hablaba se ha ofendido un poco conmigo, y he estado más pendiente de él que lo que estaba escribiendo.


________________________
avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
Re: Buzón de Rurik Helgasonpor Godric, el Lun Jul 02, 2018 11:23 pm
Estimado Rurick:

La verdad es que no se como empezar esta carta... Empezaré por lo más importante; Perdón.
Me fui de la escuela sin avisar, y hasta ahora no he dado señales de vida, por lo que entenderé que estés enfadado conmigo.
Sin embargo, antes de explicarte todo lo que me ha pasado, me gustaría decir que he pensado en ti y en la escuela desde que me fui.

Todo empezó con una carta de mi madre, ella nunca se había preocupado por mi, pero en la carta que me mandó reclamaba con imperiosa necesidad mi presencia, me asusté y tuve que partir ese mismo día.

Al llegar a "casa", una pequeña finca en Bocalobo descubrí que mi padre había estado pegando a mi madre... por mi culpa.
Al parecer mi padre consideraba que yo era hijo de un demonio (por lo de practicar magia) y mi madre era una deshonra para su matrimonio... llevaba tiempo agrediéndola, pero cuando me escribió la carta la violencia había llegado a límites insospechados.

Cuando lo vi no pude evitarlo, no pude, o tal vez no quise contenerme, y atravesé el pecho de mi padre con una lanza Edalfica.

Para mi sorpresa, mi madre no se horrorizó, y eso es extraño ¿No? por muy maltratador que fuera él, yo había cometido parricidio.

Y ahí viene lo más flipante de la historia, porque si, matar a mi padre no es lo más flipante.
Mi madre me confesó que el hombre que acababa de matar, al que yo había pensado padre toda la vida, no era mi verdadero padre.

Esa noticia me causó estupefacción, pero lo que pasó una semana después fue incluso más alucinante si cabe:
Mi "verdadero padre" llamó a la puerta de casa.
Al parecer él era consciente de mi existencia, pero por su "posición" jamás pudo reclamarme como hijo legítimo, por no se que tema de la ley de heredero.
Ah, se me olvidaba comentar que mi padre es Godfrith Valahi, el duque de Siris.

Al parecer, en Siris hay una ley que permite a los nombres reclamar como legítimos a los hijos nacidos fuera del matrimonio siempre que estos puedan demostrar que poseen el don de la magia... por lo que mi padre quiso que fuera con el a palacio para ser declarado oficialmente un Valahi.

He estado en palacio hasta ahora, de hecho estoy escribiendo esto sobre una mesa de mármol blanco que los criados no dejan de fregar.
No he descuidado mi entrenamiento, de hecho mi padre me ha obligado a entrenar magia bélica con él, y al mismo tiempo me ha enseñado emplear la espada.
¡Tendrías que haber estado cuando vieron a Sacharissa! Todos los magos de la corte se quedaron flipando con la historia de como me regalaste a mi demonio.

En fin, espero que me entiendas, y que sepas perdonarme.
No puedo teletransportarme hasta el valle y hasta dentro de dos semanas mi padre no podría abrir un portal, ya que la magia está prohibida durante los acuerdos de no se que rollo noble.

En cuanto entregue esta carta al cartero de palacio cogeré una montura hasta la Torre.
Espero verte muy pronto.


Tu siempre fiel Godric.


________________________
Contenido patrocinado
Re: Buzón de Rurik Helgasonpor Contenido patrocinado,

________________________