avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Cinco días después había llegado a la conclusión de que no había nada más que pudiera hacer para prepararme. Es decir, podría seguir leyendo libros de la biblioteca, pero, a decir verdad, también me había cansado de leer cosas sobre demonios. Godric tenía razón, porque la lectura era bastante interesante, pero poco de los materiales escritos sobre los demonios y su Untrhijm versan sobre lo que mi amigo había llamado demonios inferiores, más débiles que los que suelen invocar los magos. Claro, por eso no se habla mucho de ellos.

Tomé unas cuantas precauciones, esta vez, porque no podía llevar a cabo algo así sin asegurarme de que nada podía salir mal y, en el caso de que lo hiciera, de tener alguna manera de deshacer los posibles destrozos. Es decir, no creo que haya mucho riesgo involucrado en invocar un cachorro de perro infernal, pero nunca se sabe, ¿no? Hombre precavido vale por dos. Cuando lo tuve todo dispuesto, envié un duendecillo de las flores a la habitación de Godric con una nota informándole de que todo estaba listo, y que debería reunirse conmigo lo antes posible para llevar a cabo de una vez el plan.

Cuando escuché a alguien llamar a mi puerta, no hizo falta que adivinara que se trataría de Godric. Poca gente viene a buscarme a mi habitación. Le abrí la puerta, intercambiamos los típicos saludos y se le notaba que ambos queríamos acabar con esto de una vez por todas, uno por conseguir un perro demonio y otro por volver a dormir bien por la noche. ¿A que no adivináis quién era yo? Le comuniqué que íbamos a teletransportarnos a un punto recóndito del Valle y que debería prepararse, porque a mucha gente le sentaba mal las primeras veces que eso pasaba, y aún había muchos magos consagrados que no se encontraban del todo bien tras desaparecer y aparecer en otro lugar. Hice una cuenta atrás antes de hacer el pase mágico y, en un abrir y cerrar de ojos, ya no estábamos en mi cuarto.

•••

No era una cueva especialmente amplia pero sí estaba en un lugar indeterminado del Valle, aislada por montañas y nieves. No estoy seguro de que haya un sendero que lleve hasta este lugar, porque yo lo encontré cuando estaba practicando el hechizo de vuelo y varias veces vine a este lugar para evadirme un poco del día a día de la Torre y descansar de los estudios. Me gusta la tranquilidad y soledad que ofrece una cueva cuya existencia la mayor parte del mundo ignora. Aparecimos en la boca de la cueva y di unos pasos, sujetando a Godric para que no se cayera, y lo guié hasta una de las sillas que había dispuestas en el lugar. Luego, encendí el brasero.

A decir verdad, eso de hacer magia permite amueblar casi cualquier lugar sin mucho esfuerzo. La cueva contaba con unas cuantas sillas, una gran mesa y varios braseros. Sobre la mesa había dispuesto los objetos que necesitaríamos para llevar a cabo el hechizo y otros tanto que me gustaba tener ahí por pura precaución, no fuera a ser que el hechizo saliera mal y desencadene accidentalmente a uno de los hijos de Ravn.

¿Cómo te encuentras? Podemos empezar cuando tú lo digas.

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
Godric se encontraba en su habitación , había vitalizado su cama y esta estaba moviéndose lentamente por la estancia mientras él meditaba encima de la cama.
Estaba practicando magia,  no es que el hechizo de vitalización fuera muy complicado, pero la cosa cambiaba si intentaba mantener la vitalización y a la vez sentir a todos los seres vivos de la Torre, intentaba contarlos sin perder la concentración en ambos hechizos.

En ese momento llegó un duendecillo de las flores a la habitación, este portaba una nota de Rurik, al parecer le decía que todo estaba ya preparado para su plan, y le invitaba a su habitación.

Al leerlo la cama se cayó al suelo, la vitalización había fallado, la excitación solía malograr sus hechizos, y la nota le había quitado toda la concentración de un golpe.

No tardó  nada en vestirse y ponerse la túnica, cogió el espejo que le había regalado Arabella y salió disparado a la habitación de Rurik.


Al llamar la puerta, Rurik abrió bastante rápido, el chico parecía alegre, su preciosa sonría decoraba su cara, y Godric no pudo evitar sonreírle al saludarle.

Sin mucho miramiento Rurik le explicó que irían a una cueva lejana, e irían con magia... Godric nunca se había teletransportado, pero había visto a otros hacerlo. El mago no pudo evitar sentirse afortunado por compartir su primera vez en cuanto a magia de teletransporte con su amigo.


La verdad es que no se lo esperaba así, notaba como si le hubieran dado una patada en la boca del estómago, era un poco mareante...casi no podía mantenerse en pie.
Por suerte Rurik lo sujetó con fuerza, para ser un mago tenia unos brazos muy fornidos, y Godric se lo agradeció mientras intentaba no vomitar.

La situación no le permitió sorprenderse del hecho de que la cueva estuviera amueblada, el pobre mago tenía suficiente con procurar contener su estomago dentro de si mismo.
Sentarse le ayudó, y oír la voz de su amigo también.


— He estado mejor, pero ya me pongo bien, solo un minuto.  — Godric se tragó una arcada mientras hablaba.
No quería parecer un debilucho, pero se alegró de que fuera Rurik quien le viera en ese estado tan deplorable, pues bien sabía que su amigo no iba a juzgarlo.
________________________
avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Justo como lo esperaba, a Godric le sentó mal el teletransporte. A decir verdad, a todo el mundo le pasa: si no te has sentido mal la primera vez que te teletransportaste, ¿se puede decir que eres un mago? Es casi como un rito de paso... o no, pero es bonito pensar en ello así. Le sonreí mientras tomaba una caja de la mesa y me acercaba al brasero que había encendido. La abrí con cuidado y eché una pizca de los contenidos, unos polvos violeta, muy finos, y los espolvoreé sobre el fuego, que comenzó a producir un humo con un olor agradable, neutro, quizás un poco salado.

No te preocupes, a todos nos pasa. La primera vez que me teletransporté, me sentía tan mal que pasé dos días seguidos en la cama. Esto debería ayudarte un poco... Mientras tanto, voy a comenzar los preparativos.

Y así lo hice. Dejé la caja en la mesa y, mientras tanto, en el suelo apareció un círculo trazado en luz blanca, en cuyo interior comencé a trazar runas arcanas con una especie de tinta que no debería borrarse si un diablillo se ponía a escupir. La verdad es que había sido una idea bastante mala el trazar el círculo con tiza. Mientras lo hacía, tenía a mano una hoja de papel con las runas necesarias para formar el círculo de contención. Quería que todo saliera perfecto porque eso nos ahorraría problemas a la larga, espero, aunque nunca se sabe cuando están involucrados demonios. Al acabar, probé a pronunciar el hechizo de contención: «kernow». Cuando las runas brillaron y noté cómo una barrera se erigía alrededor del perímetro del círculo, asentí.

Esto ya está listo. ¿Cómo te encuentras, Godric? Necesitaré que participes en el proceso, que si no no te habría traído hasta aquí.

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
Godric se había puesto algo mejor, aun estaba un poco mareado, pero podía sostenerse por si solo.

— Yo pensaba que me habías traído aquí para alegrarte el día.

Godric se levantó mientras se reía de su propia broma y se acercaba a Rurik mientras se aseguraba de llevar el espejo de cuero en el bolsillo.
En una cueva oscura, iluminada por algún brasero, junto a un mago y preparados para invocar a un demonio. Godric no podía creerse que todo eso le estuviera pasando a él, es decir, ya había visto magia, incluso la había hecho, pero eso era otro nivel, el ambiente, la compañia, lo que iban a hacer... eso parecía magia de alto nivel.

Godric cogió aire, estaba listo para lo que fuera que tuviera que pasar.

— Preparado y a tu disposición.
________________________
avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Bueno, no necesitaba otra indicación de que Godric se encontraba bien que no fuera el hecho de que ya estaba de pie y bromeando conmigo. Yo le miré con una ceja alzada y una sonrisita.

Puedo disfrutar de tu compañía desde la comodidad de la Torre, ¿para qué querría traerme a mi cueva privada?

Sin embargo, tras el instante bromista que compartimos, volvimos al asunto de la invocación de un demonio, algo infinitamente más serio que el tema de conversación anterior. Borré la sonrisa de mi rostro y me tranquilicé. Hice un repaso de última hora de mis preparativos, no fuera a ser que me faltara algo de suma importancia justo cuando me encontrara frente las fauces de un demonio. Encendí el otro brasero y tomé unos papeles que había preparado con antelación, y alimenté las llamas con ellos.

Veamos... Yo me encargaré de hacer la mayor parte del trabajo. Invocaré un demonio e intentaré cortar su vínculo con su plano de origen. Entonces notarás cómo su energía, de pronto, inunda la cueva buscando un hogar. ¿Has traído el objeto? —Esperé a que me lo mostrara, y luego asentí— Tendrás que intentar canalizar sus energías hasta él. Yo te ayudaré todo lo posible, pero si sale bien o si sale mal depende de ti. ¿tienes alguna pregunta?

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
Godric asintió ante las indicaciones de su amigo. Nunca había hecho algo así, pero era un procedimiento que conocía, en su entrenamiento con el libro de la tierra había practicado muchas veces el sentir la energía de otros, y para hacer crecer una flor tenía que canalizarla por su cuerpo.
Claro que la energía de un demonio no era la de una florecilla.

Era consciente que un mago no podría canalizar más energía que la que el mismo podía manipular, al menos no sin ser gravemente herido... pero estaba seguro de que era lo bastante fuerte como para canalizar la magia de un demonio cachorro, o al menos quería estar seguro.

— Estoy listo, cuando quieras.

Godric cogió con firmeza en espejo de cuerpo mientras susurraba las palabras de un hechizo percepción para poder notar la energía del demonio en el preciso momento en el que esta estuviera en este plano.
________________________
avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Godric había elegido un espejo. Sí, supongo que serviría. A decir verdad, no es una mala elección, aunque tampoco soy yo muy docto en el tema de objetos mágicos, pero he visto que muchos magos eligen espejos como los objetos que encantan con sus hechizos más poderosos. Nunca entendí a qué se debe esto, pero también se suelen utilizar como puertas interdimensionales. Teniendo en cuenta lo que vamos a hacer, me parece una opción apropiada. Asentí y comencé a concentrarme, a canalizar mis energías hacia el círculo. Comencé a pronunciar las terribles palabras del encantamiento: el aura de contención del círculo se expandió hasta cubrirnos a nosotros y la cueva entera y las llamas de los braseros cambiaron a un color azul.

Tenía los brazos extendidos y los ojos cerrados. Durante varios instantes no ocurrió nada más, hasta que continué con el hechizo, enviando ondas de mi propia energía hacia el círculo que había trazado en el suelo mientras pronunciaba con voz firme los ensalmos: «daemon kyinex amgalos kalow». Aunque tenía los ojos cerrados y estaba sumamente concentrado en que no saliera mal el hechizo, podía notar cómo la realidad misma se hacía trizas dentro del espacio delimitado del círculo y se abría una puerta a otra dimensión. Esa puerta permaneció abierta durante no más de dos o tres segundos, pero hasta mantenerla abierta durante tan poco tiempo supuso gastar una parte considerable de mis reservas mágicas.

De las fauces del Untrhijm salió una figura parecida a un cachorro de perro, pero con más colmillos y un par extra de ojos. Se me cortó la respiración durante un instante y cerré la puerta a la dimensión de los demonios, pero no del todo, pues así lo mandaba el hechizo. Abrí los ojos, jadeante, y me llevé la diestra al cinto. De ahí desenfundé una daga con filo plateado y grabado en runas. Avancé un paso hasta llegar al borde del círculo arcano; dentro el demonio parecía nervioso, como si estuviera huyendo de algo, pero no me fijé en eso. Alcé la daga y pronuncié una palabra arcana, lisitzow antes de cortar por siempre el lazo que unía al demonio con su plano de origen.

Nada más lo hice, escuché cómo el demonio profería un chillido agudo pero no de dolor físico, sino algo más... espiritual, sí, lo podemos llamar así.

¡Ahora, Godric!

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
La sensación era mucho más intensa de lo esperado, al abrir el portal, Godric no notó solo la energía del demonio que iban a invocar, sintió a un millar de demonios, la intensidad era mucho más fuerte que cuando sentía a todos los magos de la torre.
Le costó horrores concentrarse en la realidad, pero ver a un pequeño demonio cánido atravesar el portal le ayudó bastante.

Era un espécimen precioso, de piel negra y mandíbula prominente, tenía los ojos cerrados, los cuatro, por lo que no pudo ver el color de sus ojos. Pero si pudo sentir su energía, una magia intensa y rugiente, aun siendo mucho menor que la de los demonios del otro plano, al estar en este plano de la realidad le fue mucho más sencillo concentrarse en la energía del cánido.

Cuando Rurik ejecutó el corte pudo sentir el corte, sintió como lo que ataba al demonio era amputado, sintió como si una losa que reposaba en su espalda fuera levantada, era consciente que la energía que llenaba la estancia era abrumadora, pero en comparación con la que lo había unido al plano de los demonios, era ínfima.

Sabía lo que tenía que hacer, estaba preparado, pero algo se lo impedía, estaba paralizado, tal vez la presión, tal vez la energía de la sala o el ver a Rurik agotado.
El chillido del pequeño cánido le hizo volver a la realidad, y sin permitirse un solo segundo de duda, se concentró en la energía del demonio.
Era intensa, más de la que esperaba, la sentía y calculó si sería capaz... y lo hizo.

Godric canalizó la energía del demonio a través de su propio cuerpo, sentía como si su cuerpo fuera a explotar, la magia ardía, pero tenía que aguantar, debía hacerlo.
Cuando logró absorber toda la energía del demonio no tardó ni una décima de segundo y empezó a canalizar la energía hacia el espejo.
Misma base que el conjuro de crecimiento o vitalización, solo que en vez de emplear su propia magia, empleó la del demonio.

Godric cayó de rodillas sujetando el espejo. Notaba como la magia vibraba en el objeto.
Pero también notaba como si el mismo fuera una vela que se apagaba.
Sonrió a Rurik y se desmayó.
________________________
avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Cuando todo acabó, el demonio había desaparecido y el torrente de energía que emanaba, también. Esperaba que Godric hubiera hecho bien su parte del hechizo, aunque no podríamos saber si había sido un éxito o un fracaso hasta que se dispusiera a sacar al perro demonio del espejo. Me pasé la mano por la frente para limpiarme el sudor y dirigí una mirada a mi amigo, que se encontraba arrodillado sujetando el espejo. Parecía débil, cansado, pero me sonreía... al menos, lo hacía hasta que se desmayó. No fui lo suficientemente rápido como para atraparle, pero, por suerte, no se había golpeado contra ningún mueble y el espejo no había sufrido ningún daño. Lo recosté contra la pared de la cueva y pensaba en lo mucho que me había ganado una buena siesta.

Noté una perturbación desde el círculo rúnico y me giré para ver qué ocurría. La puerta al plano demoníaco aún no se había cerrado del todo, lo que siempre eran malas noticias. Ya había acabado el conjuro, así que debería darme prisa en cerrarla cuanto antes, no vaya a ser que ocurra algo malo. Recuperé la daga plateada y comencé a hilar el contrahechizo, pero antes de que llegar a pronunciar todas las palabras de poder vi cómo salían del portal dos manos con largas garras, cómo se cerraban alrededor de los bordes rasgados de la puerta y cómo intentaban ensanchar el portal para poder salir.

Scit! ¡Esto no debería estar pasando! Me apresuré a acabar el contrahechizo y cerrar de una vez por todas la puerta al Untrhijm. Sin embargo, no fui lo suficientemente rápido y fuera lo que fuera que intentara salir no estaba muy contento. Pude ver unas fauces durante unos instantes, y digo instantes porque pronto comenzaron a escupir fuego. Por suerte, el círculo de contención evitó que este primer ataque llegara a herirme, pero podía notar la fuerza de este escudo drenándose con cada ataque. El portal era ahora lo suficientemente ancho como para que la figura demoníaca pudiera salir. Se trataba de una figura humanoide con dos pares de brazos acabados en manos con largas garras oscuras. Ojos ardientes, cuernos poderosos, una boca repleta de colmillos... Se me heló la sangre en las venas. ¡No!

¡Todo estaba saliendo mal! Pero ahora no es el momento de ponerse histérico. Si alguna vez he necesitado más que nunca la sangre fría de los habitantes del norte, este es el momento. El demonio era conocedor de las artes arcanas, o al menos de la piromancia, y esto lo demostraba con el bombardeo de bolas y serpientes de fuego que lanzaba contra el círculo de contención. Podía ver cómo aparecían grietas en su superficie y no perdí tiempo. Me coloqué frente a Godric y comencé a tejer otro hechizo protector mientras intentaba pensar en cómo solucionar este tremendo desastre. ¡Maldita sea! ¡Todo por...! No, este no es el momento de echar culpas a los demás.

El círculo de contención estalló en mil pedazos y el demonio profirió una risa. La peste sulfúrea del ambiente sería capaz de despertar a los muertos y me daba náuseas, pero me concentré en tejer una burbuja irisada alrededor de Godric y de mí, y nada más se cerró el escudo, recibió el impacto de una media docena de bolas de fuego en el periodo de dos segundos. Necesitaba hacer algo y necesitaba hacerlo ya. Alcé las manos, rezándole a Svea por que el escudo resistiera un poco más, y comencé a hacer acoplo de energías para lanzar el próximo hechizo.

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
Todo daba vueltas, a lo lejos se oía ruido, un estruendo no identificable, y hacía calor... mucho calor. El olor a ceniza y azufre embriagaba. Godric no sabía donde estaba.
De pronto vio a su amigo luchar por mantener una defensa mágica.
¿Que había pasado?

Se levantó como pudo, y para su horror, recordó donde estaba. Recordó la cueva, a su amigo, al pequeño cánido... y al demonio que tenían delante.
En ese momento Godric solo podía pensar en una cosa, Rurik. El mago magia hecho algo muy peligroso solo porque él se lo había pedido, y si algo salía mal, si algo malo le pasaba... sería su culpa, y esa culpa lo carcomería el resto de su vida.

Esa idea despertó en el joven mago una energía ardiente, el rastro del demonio que había canalizado aun no se había apagado.
Sin pensarselo una sola vez, sin atreverse a pensar que no sería posible, Godric gritó un conjuro, no podía dejar solo a su amigo, no de esa manera.

LindurYeferNänXénEwë

Las lanzas salieron de todas partes, el suelo bajo el demonio, las paredes, el techo, parecía que la cueva entera quisiera impedir que el demonio se moviera un solo centímetro.
Las lanzas no hicieron daño alguno a la criatura, pero consiguieron apresarla, al menos durante el tiempo suficiente como para que su amigo pensara en algo.

Godric miró a su amigo, rogaba porque eso no acabara mal... rogaba porque no se enfadara con él.

________________________
avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
A decir verdad, no tenía ni idea de qué podía hacer. Era un mal momento para encontrarse con falta de inspiración, pero por mucho que pensara, en los pocos segundos que tenía que pensar en un posible hechizo con el que derrotar al demonio y cerrar el portal, aunque me costara toda la energía que me quedaba en esos momentos, mi mente estaba en blanco. Claramente no podía hacer nada con el elemento ígneo porque el demonio era muy diestro, y los otros elementos... Había tantas posibilidades que no podía decantarme por una.

Por suerte, en algún momento Godric recuperó el conocimiento y gritó un conjuro, y espinas pétreas brotaron tanto del techo como del suelo de la cueva, apresando al demonio y dificultándole el movimiento, lo que me permite repasar toda la mitología nórdica, todas las eddas y poemas que conocía para buscar alguna fuente de inspiración, alguna hazaña heroica en la que podría basarme para resolver este pequeño problema que nos está lanzando fuego y amenaza con devorar nuestras almas o hacer lo que acostumbren a hacer los demonios.

Entonces fue cuando me acordé de Hjaldis, aquella sacerdotisa de Svea que, según cuentan los mitos, echó a cien demonios de un templo abandonado a puñetazo limpio, porque ni las oraciones ni los cánticos parecía afectarlos. Sí, liarse a puñetazos con cien demonios era, sin duda, una proeza que no estaría mal imitar, aunque yo no soy una sacerdotisa de Svea y, con esas garras que tiene este demonio, no creo que sea muy recomendable acercarme a liarme a hostias. Por suerte, aunque no sea parte del clero del norte, sí que soy un mago. Abrí los ojos de par en par y concentré gran parte de mis energías (reservando las suficientes como para teletransportarnos bien lejos si sale mal) en el siguiente hechizo.

Meglachir

En un abrir y cerrar de ojos, el suelo de la cueva se convirtió en una especie de serpiente pétrea que se elevó. Era del grosor de un barril, como mínimo, pero se movía con una velocidad sorprendente. Esta serpiente, por llamarla de algún modo, estaba coronada por un poderoso e imponente puño de piedra que se precipitó contra el demonio. Creo que Hjaldis dijo algo como «¡Volved al infierno del que habéis salido!» cuando echaba a los demonios a puñetazo limpio. Yo no voy a tentar la suerte y solo espero que esto sea suficiente para deshacernos de este problemita pirómano y cornudo.

El puñetazo golpeó de lleno, penetrando el escudo de llamas que el demonio intentó conjurar. El impacto fue tal que las lanzas que lo estaban sujetando se partieron en dos, pero el golpe obligó al demonio a volver a entrar por el portal al plano demoníaco y, de hecho, el puñetazo lo atravesó también y continuó volando unos segundos más. fue en este momento en el que escupí, como pude, el contrahechizo. El portal se cerró alrededor del puño y luego a través de este, cortándolo límpiamente. Solté un suspiro pesado y me permití el lujo de desplomarme, acabando de rodillas, jadeante, con el rostro cubierto de sudor. Había gastado gran parte de mis reservas mágicas en el ritual de invocación, y esto del demonio no había ayudado a conservar mis energías.

Pero, al menos, ya no estábamos cerca de la muerte por causas demoníacas. Tras unos segundos, me giré para mirar a Godric. No parecía estar herido, aunque no entendía de dónde había sacado la energía como para lanzar un hechizo: el ritual que acabábamos de hacer seguramente le había dejado mucho más cansado de lo que yo estaba. Acabé sentado en el suelo, intentando volver a respirar con normalidad pese a que mi corazón amenazaba con salirse de mi pecho.

¿Estás bien...?

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Humano
Nombre : Godric Valahi
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Heredero del ducado de Siris
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 11/03/2018
Localización : Ducado de Siris
http://latorre.foroactivo.mx/t3353-buzon-de-godric-valahi
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://latorre.foroactivo.mx/t3291-inventario-de-godric
http://latorre.foroactivo.mx/t3277-habitacion-de-godric-decimo-piso
Godric presenció como su amigo derrotaba con una asombrosa habilidad al Demonio, este logró empujarlo por donde había venido, y cerrar la puerta... todo el solo.
Estaba claro que si Rurik no era aun un mago poderoso, lo sería muy pronto.

— Sí... gracias a ti. — Godric miró a su amigo con admiración.

Durante un segundo, solo un segundo, olvidó que en sus manos sostenía el espejo de cuero, en el que ahora se confinaba la esencia de un demonio cánido.

— Creo que lo mejor será que volvamos a la Torre, no creo que tenga energía para mas demonios asesinos, Rurik.

Godric decidió que no intentaría interactuar con el demonio hasta que se recuperara del todo y estuviera preparado, en su habitación.


Última edición por Godric el Dom Mar 25, 2018 6:59 pm, editado 1 vez
________________________
avatar
Humano
Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Bueno, al menos Godric estaba bien. Decía que era gracias a mí y bueno, no voy a negar que mi rapidez en alzar barreras nos evitó ser bombardeados por bolas de fuego pero, a decir verdad, su intervención con las Lanzas Edáficas me ganó preciosos segundos para decidir qué hacer con el demonio. Simplemente, estoy contento por que todo acabara saliendo bien al final, aunque la próxima vez que Godric me pidiera ayuda para invocar demonios, me lo pensaría dos veces antes de decirle que sí, aunque se pusiera a llorar. O bueno, intentaré pensarlo dos veces.

Tú también ayudaste, eh.

Sugirió que deberíamos volver a la Torre, y yo asentí. Sin embargo, le pedí que me diera un minuto. Sentado en el suelo, me concentré en silencio, respirando lentamente. Las llamas de los braseros se apagaron, el viento que batía fuera se tranquilizó y hasta el hielo y la nieve pareció derretirse. El exceso de energía arcana desapareció, ya que estaba tomando energías del ambiente para recuperarme un poco. Es decir, tenía suficiente energía como para teletransportarnos de vuelta, pero nunca viene mal tener unas reservas por si acaso. Cuando me sentí algo mejor, me puse de pie y miré la cueva: si ignoramos el pilar de tierra del que brotó el puño, todo estaba como lo habíamos encontrado. Me acerqué a Godric.

Después de la vigésima vez, empiezas a acostumbrarte al teletransporte —bromeé, antes de hacer el pase mágico. Nos fuimos tan rápido como llegamos y regresamos a la Torre sanos, salvos y cansados.

________________________

¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

Contenido patrocinado

________________________