Señora de los lobos (humana)
Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 30
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Nombre y apellidos: Eir Stegalkin

Sexo: Mujer

Edad: 28

Condición vital: Muerta

Bando: Neutral

Raza: Humana

Profesión: Guerrera Experta (Hachas a dos manos, Martillos a dos manos y Cuerpo a cuerpo), Experta en Guerrera de la Tierra.

Clase social: Exiliada

Descripción física:

1,85cm de altura, pelirroja de cabello largo hasta la espalda, ojos castaños cual vello de oso pardo y de suave mentón. De tez pálida y rasgos más suavizados de lo que cabe destacar en una fornida guerrera. Por su piel, numerosas marcas tribales y alguna que otra diminuta cicatriz en sus piernas, así como la pintura de guerra verde dividida en franjas por sus mejillas, ya hacen ver que no se trata de una mujer de porte civilizado. Posee una musculatura más que aceptable tras desarrollar a lo largo de los años una gran afinidad a las armas pesadas y el combate cuerpo a cuerpo. Imponente y de esbelta figura, representa en buena medida los estándares de una guerrera salvaje del Norte.

Suele portar habitualmente un jubón de cuero escotado junto a un faldón fabricado del mismo material con un acabado de pura tela al final, acompañando unas botas altas al conjunto, el cual deja al descubierto el costado, bíceps y parte de la pierna izquierdos. Cuenta como únicas protecciones pesadas eficaces un brazal y una hombrera para la misma extremidad, el acero forjado en la parte superior de sus botas es puramente ornamental.

Apariencia:








Descripción psicológica:

Lo primero a destacar es su elevada paciencia y su gran capacidad de autocontrol. A pesar de representar al espíritu de la osa dentro de su clan, muchas de sus integrantes no dudan en compararla a este animal en su periodo de hibernación. Rara será la vez que Eir se enfade de verdad, por mucho que salga a relucir su enorme neutralidad a la hora de hablar con quien sea. No hay que confundir su neutralidad con amabilidad u odio, pues a excepción de su cónyuge y su hermana menor, jamás confía plenamente en nadie. De hecho, es poco común que demuestre un solo atisbo de confianza hacia alguien que no pertenezca a su causa y/o se trate de alguien del genero opuesto. Al igual que las antepasadas de quienes considera su nueva y actual familia, hereda un odio innato hacia el sistema, la nobleza y los hombres.

Por otro lado, el intenso fervor que en su interior se fragua y mantiene inquebrantable por si solo en el exterior. Posee madera de líder, a pesar de que en sus inicios ha dudado mucho de sus capacidades como tal. Nunca se rinde, nunca implora piedad ante el enemigo y siempre busca aprender de los errores. Aun siendo una líder, sabe con certeza que en parte sigue siendo humana, una humana que recurrirá a todos los medios a su alcance para lograr sus objetivos. Cualquier medio posible. No conoce métodos sucios o limpios, no conoce lo que es el honor, cualquier opción viable a su alcance es permisible.


♣️ Gustos y aficiones: La comida, la sensación de Libertad.

♣️ Cosas que detesta: Los hombres, los hipócritas.

♣️ Virtudes y defectos:
+ Gran capacidad de Liderazgo, muy imponente, buen nivel de Fuerza.
+ No se muestra dependiente a nadie excepto a sus hermanas.
- Muy confiada y vulnerable ante su cónyuge y su hermana de sangre.
- A veces puede llegar a mostrarse demasiado independiente, algo que puede acarrear infortunios.

♣️ Manías: -

♣️ Curiosidades:
- Homosexual, al igual que su pareja.
- Usa una Gran Hacha y un Martillo de Guerra, cada arma pensada para usarse a dos manos. Ha llegado a usar ambas armas a una mano simultáneamente en batalla, muy pocos han logrado ver tal atrocidad y fuerza desmesurada en una mujer.
- Sus hermanas más fieles afirman haberla visto arrancándole las gónadas a un prisionero en mitad de un interrogatorio con tan solo las manos. Todavía recuerdan los infernales alaridos de aquella noche.

♣️ Objetivos y metas: Guiar a sus hermanas hacia una vida libre y apacible en el viejo continente del que proceden las Etéreas del "Circulo".

♣️ Otros datos de interés: A simple vista, puede parecer que odia o más bien, tiene tirria a su hermana menor. Al contrario, solo puede mostrarse bastante ruda en ocasiones cuando la coge del cuello con el bíceps y el antebrazo en público para rascarle la cabeza a modo de escarmiento.


Última edición por Ferzan el Lun Mar 19, 2018 11:12 pm, editado 2 veces
________________________
Señora de los lobos (humana)
Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 30
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Nombre y apellidos: Kaira Stegalkin

Sexo: Mujer

Edad: 25

Condición vital: Viva

Bando: Neutral

Raza: Humana

Profesión: Guerrera Experta (Espadas a dos manos, Cuerpo a cuerpo, Nunchakus de un solo cabezal [Miscelánea]), Experta en Guerrera de la Tierra

Clase social: Clase Baja; Obrera (Cazarrecompensas)

Descripción física:

1,89m de altura, pelirroja de cabello largo hasta la rabadilla. Tez morenita, ojos de carácter fruncido, anchos y de color violeta. Presenta un rostro de rasgos fuertes y definidos, especialmente en la mandíbula. Desde su ceja derecha hasta la parte superior de la mejilla, un tatuaje extravagante recorre dicha zona de la cara a través de su parpado, el cual al cerrarlo puede confundirse con una cicatriz, tanto por el color como por la forma. Posee un cuerpo robusto, esbelto y bien formado, tanto en su formación ósea como muscular, así como una notable acumulación de grasa en ciertas zonas localizadas.

Su vestimenta destaca en ser bastante descarada, informal y probablemente provocativa o bochornosa ante una buena parte del populacho allá donde vaya. Tan solo sus brazos y piernas (hasta la mitad de los muslos) están totalmente protegidos mediante piezas de acero, el resto de su cuerpo viste lo justo y necesario en cuanto a armadura y vestimenta, otras partes están directamente al descubierto. Más abajo de su capa negra dividida en dos por su espalda, viste una cota de hierro escotada en tela que cubre parte de las gemelas de la muchacha, dejando gran parte del vientre y sus costados al aire tras la cota y un cinturón de cuero alrededor de esta. Más abajo de la cintura, viste tan solo una lencería de seda fina y compuesta puramente de tela y algodón, que prácticamente tapa lo único que puede cubrir. El resto de partes; sus glúteos, la otra mitad de sus muslos, la zona de la rabadilla y parte de su monte de Venus, completamente expuestos. Así mismo, porta en la cabeza una corona bastante peculiar hecha de oro y ornamentada por ambos lados con alas que recuerdan a las de un Dragon.

Apariencia:








Descripción psicológica:

En líneas generales, es extremadamente extrovertida, desvergonzada, peleona y una buscapleitos. Siempre le gusta medir su fuerza ante los demás, aunque sea mediante una pelea callejera a la hora de pegarse a tortazo limpio con el abusón del pueblo. Tiene una gran iniciativa para tomar decisiones e incluso a la hora de participar en espectáculos públicos. Busca llamar la atención usualmente, y con tan solo su apariencia física lo consigue.

Como todo ser humano, tiene un lado sereno y tranquilo que raras veces revela ante alguien, incluso si ese alguien es de confiar. Se muestra reservada a mostrar dicha faceta en público, pues sus pensamientos mas calmos la enfocan en recapacitar sobre su pasado, el cual se muestra algo reacia a recordar. Normalmente se comporta como un terremoto, siempre de un lado a otro en busca de renombre y dinero, sus dos bienes más preciados, y para su desgracia solo uno de ellos es real. El otro alimenta su moral, y eso la hace sentirse viva.

Su actitud despreocupada hace ver que no pierde la cabeza por los problemas actuales que sufren tanto ella como cualquiera a su alrededor. Siempre busca enfocarse en el presente y dejar el pasado para los momentos en soledad. A no ser que ella este deprimida por una buena razón, jamás dejara decaer la moral de su grupo, ya sea por las buenas mediante un ánimo infundado, o por las malas empleando su buen nivel de fuerza en forma de una bofetada a tiempo con la mano abierta.


♣️ Gustos y aficiones: Entrenar, pelear, llamar la atención.

♣️ Cosas que detesta: Perder (mucho)

♣️ Virtudes y defectos:
+ La batalla, sabe intercalar el Cuerpo a cuerpo con el combate armado.
+ Sabe como desmoralizar al rival, o directamente, como provocarle una severa jaqueca.
- No sabe estarse callada muchas veces.
- Puede infundir dolor de cabeza hasta en sus propios compañeros.

♣️ Manías: Señalar a alguien cada vez que se dirige a él de forma abrupta y/o agresiva.

♣️ Curiosidades:
- Bisexual, siempre le gusta tomar las riendas en cualquier relación.
- Su Corona y su espadón, el cual posee un extraño metal rojizo e incluso sanguinolento, se le otorgaron desde bien pequeña y a día de hoy aun desconoce la procedencia de ambos objetos.
- Su nombre significa "Pacifica" dentro del lenguaje Escandinavo. Sus padres confiaban en que fuera una chica calmada y tranquila, se equivocaron de lleno.
- En ocasiones, escucha voces venir de su fiel Espadón cuando esta sola...

♣️ Objetivos y metas: Ser fuerte, saber cómo es el mundo lejos del Reino del Norte y demostrar que las mujeres son tan capaces como los hombres para hacer cualquier cosa.

♣️ Otros datos de interés: A pesar de cómo va vestida, no le importa en lo absoluto que la miren cuanto y por donde quieran mirar, siempre que no se le meta mano a lo que ven.


Última edición por Ferzan el Lun Mar 19, 2018 11:19 pm, editado 1 vez
________________________
Señora de los lobos (humana)
Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 30
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
~ Kaith Ragner ~


~ Datos personales ~


Nombre y apellidos: Kaith Ragner.
Edad: 34 años.
Sexo: Hombre.
Condición vital: Vivo.
Bando: Neutral.
Raza: Humano.
Profesión: Guerrero Experto en Guadañas (Miscelánea), Escudos (Miscelánea) y Aprendiz de Hachas (dos manos).
Escuela: Guardiadragones del Mar.
Clase social: Exiliado.



Gustos y aficiones:
- Las batallas.
- El vino.
- Las mujeres.

Cosas que detesta:
- El deshonor.
- Que le ignoren.
- Los grupos de gente con baja o nula moral.

Virtudes y defectos:
+ Robusto, resistente al daño.
+ Sabe mantener la calma sin dejarse llevar por el miedo.
+ Confía en que las malas situaciones siempre traerán algo bueno consigo.
- Lento, poco ágil.
- Suele dejarse llevar por sus sentimientos.
- En un momento de paz, tras una batalla intensa, suele despistarse con facilidad.

Manías: Ninguna en concreto.

Curiosidades: Respeta la magia, aunque ve con malos ojos la nigromancia, por miedo a lo que pueda hacer con las almas de sus seres queridos.

Objetivos y metas: Por ahora, su único objetivo es huir lejos, muy lejos, de la secta de los "Advenire" que va tras él. Intentar buscar una vida estable en Garnalia y dejar atrás el pasado.

Otros datos de interés:
- Tiene un gusto especial por las chicas peligrosas e independientes, sin importar el físico.
- Nunca ha mostrado indicios de homosexualidad, al menos, nada relacionado con la parte sexual y comprometida.
- No confía en los seres sobrenaturales, le resulta muy difícil.



~ Descripción física ~


1,87m de estatura. Tez rubia, cabellos lisos y oscuro hasta el cuello, ojos castaños, mejillas cóncavas, nariz ligeramente prominente en sus fosas al igual que sus labios. Generalmente, representa un rostro tranquilo, pacifico y bien cuidado para alguien de su edad, lo mas que se puede apreciar de veteranía en el son un par de cicatrices cerca de su ojo derecho y otras pocas más en su mejilla derecha, todas ellas son diminutas y pueden pasar imperceptibles. Apenas presenta vello facial en la barba, jamás se deja bigote y/o perilla.

Su vestimenta se compone de una armadura de cuero, placas y pieles de animal rasgadas, junto a un casco que se asemeja a la cabeza de un Dragon oriental, que deja al descubierto parte del rostro. Se cubre las manos con guantes de cuero rojo, utiliza el mismo color para sus botas.


~ Descripción psicológica ~


Normalmente es tranquilo, no suele meterse con nadie por las malas y no busca meterse en problemas cuando sabe que los susodichos podrían meterle en un aprieto del que fuera incapaz de escapar, sin embargo puede ser sobre protector con algunas personas y/o cosas que estén en peligro, no dudara en ayudarlos cuando lo necesiten.

Pero a pesar de parecer alguien pacifico a simple vista, puede adoptar fácilmente una actitud agresiva, decidida y bárbara, siempre sin romper las reglas de honor dentro de una batalla. En ciertas situaciones de peligro o desmotivación, no reparara en difundir su moral al grupo, o a sí mismo, aunque sea a base de gritos, abandonando la actitud relajada que normalmente ven de él.

Es un mujeriego con todas las letras, un completo desvergonzado. A excepción de las chicas muy jóvenes, hablando por supuesto de las menores de edad, pondrá el ojo encima a cualquier mujer que encuentre de buen ver, sin disimulos. No dudara en lanzarles un piropo a la menor oportunidad y desde luego, jamás se recriminara a sí mismo por llevarse una o varias a la cama. Sin embargo, por mucho que no lo parezca, respeta al género femenino dentro de su privacidad y no se muestra de acuerdo (casi siempre) en recurrir a un abuso físico forzado.


~ Historia ~


"Cuando te fuerzan a abandonar a tu hogar, a tu gente, a tus tierras, mandándote a ninguna parte como un exiliado sin futuro destinado a hundirse en el barro y en la miseria... Cuando no puedes estar más jodido por dentro, por haber despertado en tierra de nadie dejando todo lo anterior atrás... En ese momento, en el que no importa lo bueno que seas luchando, lo buena persona que hayas sido con los tuyos, o siquiera lo bueno que seas cumpliendo favores a doncellas en sus lechos. Es ese momento, cuando te das cuenta de que lo único realmente importante, eres tú."

Mi nombre es Kaith Ragner, soy un mercenario nacido en Tierras Lejanas de Garnalia y el mundo conocido. Vengo de "Durnstein", un pueblo procedente del Este, dentro de un Continente donde múltiples razas, facciones y Reinos conviven dentro de un cierto "periodo de paz" por así decirlo. No se odian, pero tampoco se respetan. Solo unos pocos bandos mantienen una relación estable con otros de forma directa. Otros en cambio, solicitan los servicios de bandos neutrales para ciertas funciones básicas como el comercio o incluso la educación y el entrenamiento. Uno de esos servicios también puede consistir en romper ese "periodo de paz" entre dos Reinos distintos empleando Guerreros que no pertenezcan a ninguna de las dos facciones. Ahí es donde gente como yo, entramos en acción. Los motivos son suficientes; El dinero, nos permite ganarnos la vida lo suficiente como para sobrevivir. La lucha, me mantiene fuerte y firme para lo que este por venir. Las mujeres, benditas sean las mujeres, jamás me harán olvidar lo que es ser un hombre.

No voy a negar que me gusta luchar, por algo soy un mercenario respetado entre mi gente. Pero mis razones de peso para empezar con esto fueron dos:

Mi madre, una figura grandiosamente respetada por mi persona. Una guerrera acérrima, fuerte y tan dura como un canto en los dientes. Cuando era más joven, sobre los 13 años, me hizo ver que las mujeres son algo más que princesas de cuento que se abren de piernas todas las noches ante su príncipe de turno. Una mujer no es el derivado de una persona delicada o incapaz de defenderse, ella me lo ha demostrado bien. Fue una lastimosa perdida que muriera en el parto de su segundo hijo, de mi hermano pequeño, cuando yo tenía 14 años.

Y dos... Odiaba a mi hermano pequeño, con todas mis fuerzas. Quería estrangularlo con mis propias manos, porque pensaba que madre había muerto por su culpa. Pero Padre me convenció a base de palabras y tortas bien merecidas en mi cara, que él es uno más de la familia y es tan inocente como yo, que la muerte de Madre no fue en lo absoluto su culpa. Mi hermano no tuvo buena fortuna al momento de nacer... Nació paralítico de cintura para abajo, jamás en su vida pudo andar. Un pobre tullido que todos los días terminaba sentado en una hamaca frente a la ventana, con el reflejo del sol iluminando la madera y el papel donde hacia realidad sus inspiraciones artísticas. Padre se hacía mayor, y los cuadros de mi hermano no iban a darnos de comer a los tres. Tuve que aprovechar la buena oportunidad de ganar el dinero necesario haciendo una de las cosas que más me gustan.

Qué decir de mi familia cuando ya lo he dicho todo sin apenas decir nada... Madre murió en el parto de mi hermano pequeño, ella me enseño a luchar mucho mejor que mi padre, nuestra relación era un tanto competitiva pues siempre quería demostrarle que yo podía ser mejor. Lástima que ese momento jamás llegara... Padre y yo hemos tenido una relación más normal, mas callada, había respeto y mucho pero no era la misma relación que tenia con mi madre. El no estaba en contra con que yo aprendiese a pelear, ni siquiera en que fuese mercenario, sin embargo demostraba mucha preocupación en mi como hermano mayor. Me pidió que cuidase de mi hermano por si a él le pasaba algo algún día. Yo aceptaba, pero me fastidiaba, y mucho. El no es mercenario, es un mercader de aquí del pueblo, no se jugaba la vida ni la mitad de lo que me la juego yo, ¿porque habla continuamente de ello? Años más tarde lo descubriría, pero en aquel momento solo podía conjetar en silencio y maldecir por lo bajo aquello de que todos los días de nuestras vidas corríamos peligro. Tsk, como si fuéramos a morir cualquier día, con 34 años aquí sigo, vivo de una pieza.

Comencé como mercenario a los 18 exactos, antes de ello ayudaba a mi padre en el mercado. Mi compañía mercenaria me discriminaba al principio, bastante, me trataban como alguien menor y yo sabía porque. Les gustaba ponerme a prueba, saber de que era capaz, y con el paso del tiempo se lo iba demostrando. Ellos conocieron mi faceta de luchador honorifico en el cuerpo a cuerpo, no necesitaba armas a distancia para demostrar que podía ser tan efectivo como ellos, y fue entonces cuando empezaron a respetarme, y yo a respetarlos a ellos. Los años pasaban bastante rápidos para todos nosotros, mas la diversión y el sufrimiento quedaron grabados a fuego en nuestros corazones, bajo noches de locura y jarras de vino y cerveza en diversas tabernas.

En aquella época tuve mis primeras experiencias, la primera de todas por cortesía de nuestra cabeza del grupo, medio año después de haberme hecho mercenario. Una hermosa dama de compañía de tez rubia, cabello largo castaño y una mirada serena embelesadora de ojos verdes. Se llamaba "Johanne", me arrebato la vergüenza de una sola tacada con su boca celestial, invitándome posteriormente a su jardín donde se hallaría una de las más dulces flores que en mi entera vida he tenido el placer de ver, saborear, y probar. No recuerdo haber pasado una noche en vela más larga que esa, y es que; ¿Para qué echarse a dormir cuando podía disfrutar del sabor de un buen vino, filtrado por el diminuto "canalillo" de su escote? Una magnifica vista, y ya ni quiero hablar del tacto de mi cabeza entre esos bustos. Dormí sobre ellos toda la noche, aun olían a vino y eso ayudaba a mis pocas ganas de dormir, bueno, eso y... el tacto de sus senos, por alguna razón me venía a la mente mi madre, ella me dio su pecho cuando era un recién nacido, algo normal siendo un bebe... pero ella ahora está muerta, esta sensación no me ayudaba a apaciguar el mal que aun sentía por ella.

Todo continuó más o menos normal hasta los 34 años, excepto por una cosa. Me había convertido en la única fuente de ingresos de la familia, hace 5 años Padre había abandonado su trabajo como Mercader. Comenzó a sentir ciertos malestares importantes que le forzaron a retirarse de su vida laboral. Se tumbó en su cama para no volver a pisar su mercado, conforme el tiempo pasaba, solo empeoraba mas y mas. Como hermano mayor, tuve que cuidar de ambos familiares un par de meses yo solo. Mi hermano, siempre que mi padre no pudiera atenderle, también tenia que encargarme de él. En pocas palabras, era el hombre de la casa y el único capaz de mantenerla. Y porque esto solo duro unos meses? Ese fue el tiempo que tardaron en venir ellos, su sabiduría unida a la codicia de nosotros, los mercenarios, nos hizo cavar nuestra propia tumba.

Se hacían llamar los "Advenire", una secta de hombres y mujeres cultos, pálidos como una pared blanca, humanos con cola, siempre tapados con túnicas. No quisieron explayarse en sus apariencias físicas. Prometieron a mi compañía un poder físico mas allá de lo humano a cambio de dos condiciones, dinero y un compromiso, "los adeptos que no aprendan a usar este poder durante un periodo de cuatro días serán ejecutados bajo nuestra mano, sino, ellos se encargaran de matarlo junto con un par mas de nosotros". La razón de esto? Quizás temían que este poder se extendiera mas allá de sus propias manos, aunque eso no explica la razón de porque ejecutan a quien no domine ese poder, no deberían tener más cuidado con quienes lo dominan? Jamás lo llegue a entender... La avaricia de los míos llego a un nivel mas con esto, vieron en que consistía ese poder con sus propios ojos, algo tenebroso. Lo llamaban "Forja de Sangre Espectral". Encerraban a las almas de sus seres queridos en sus propias armas, las cuales cobraban vida propia cuando se empuñaban y ciertos atributos dependiendo del alma escogida y del arma. El ritual consiste en impregnar el arma con la sangre de la persona cuya alma quieras escoger, forjar su filo ensangrentado con un acero rojizo que ellos nos otorgaron y recitar un encantamiento escrito en un pergamino para convocar el alma del afectado en tu arma, de esto se encargaba de hacerlo uno de los eruditos de esa secta que se quedó con nosotros.

El egoísmo y la codicia de los míos, así como su miedo a terminar dominados por sus armas, pues dependiendo del alma o las almas escogidas tu propia arma se puede revelar contra ti, forzó a los mas novatos a ser los conejitos de indias de esta práctica. Ninguno de ellos lo consiguió, siguieron los pasos correctamente y ninguno fue capaz de darle aquel poder a su arma. Cada cuatro días, empezaba a resultar habitual perder a uno más. En ese momento se me ocurrió hacer algo, quizás lo único en mi vida, de lo que si me arrepentiré.

Mi familia supo todo esto el día en que empezó. Padre y mi hermano compartían la misma opinión que yo, era una completa e innecesaria pérdida de tiempo, dinero y personal, nos estábamos dejando engañar por una práctica que seguramente, los humanos normales y sin capacidad mágica jamás podamos dominar. Pero ellos no iban a parar, mi gente no iba a detenerse ahora que ya habíamos perdido alrededor de 15 mercenarios recién integrados. Ellos no se merecían esto solo por ser nuevos entre nosotros, alguien tenía que parar esto, así que me ofrecí voluntario para ser el siguiente.

Son mis compañeros pero al fin y al cabo, son mercenarios. La codicia les iba a mover tarde o temprano a hacer algo así.

Desde el día en que mi familia lo supo hasta el día en que adquirí mi pergamino, habían transcurrido alrededor de dos meses. Padre no dejaba de empeorar, de hecho ya estaba en un punto en que no podía levantarse del lecho. Sentía fuertes punzadas en el pecho que cada vez iban a peor. Mi hermano obviamente jamás aprenderá a caminar, le gustaba pintar pero no podía pasarse toda la vida así, el no quería vivir así, soñando todos los días con que pudiese caminar o correr. Aquello jamás se cumpliría para su desgracia, lloraba todas las semanas por cargar con semejante maldición. Mi motivo para ofrecerme voluntario a la Forja de Sangre Espectral fueron ellos, tuve una importante charla con los dos y tome la decisión, tanto para que pudiera salvar a los mercenarios recién llegados a mi clan, como para aliviar el sufrimiento de Padre y hermano, con el consentimiento de ellos dos. Sin embargo, esta decisión no fue nada fácil de tomar, me llevo tres días hacerlo dentro de mi periodo de cuatro días, pero lo hice, termine por acumular el valor necesario en mi. Ellos también lo hicieron, Padre lo tenía bastante claro pero mi hermano pequeño... con tal de que pudiese tener una mejor vida, estaba dispuesto a correr el riesgo.

Padre ya estaba en las ultimas, apenas podía respirar y dejo de hacerlo cuando hundí mi hacha a dos manos en su pecho. Posteriormente, con los ojos lagrimosos, hice lo mismo a mi hermano con mi guadaña corta a una mano. Estaba temeroso, sabía que su condición de vida no iba a mejorar, pero no era excusa para temerle a la muerte. Como buen hermano, debía cedérsela rápida y sin dolor. Prendí una antorcha con la cual expandiría el fuego por el resto de la casa, con sus cuerpos dentro. Lo único que me quedaba era largarme para siempre con el resto del clan, y rezar porque todo saliera bien. Era horrible, estaba llorando hasta el punto en que podía ahogarme con mis propios sollozos, pero mi cuerpo seguía actuando con todo esto a pesar de la tristeza, porque sabía que no había vuelta atrás.

Tras terminar el procedimiento, sin limpiar la sangre de mis familiares impregnada en las armas, forje sus filos ensangrentados con aquel acero rojizo. El erudito "Advenire" selló las armas con la magia del pergamino. Lo que quedaba por hacer a partir de ahora, era esperar a que las dos almas de Padre y hermano quedaran selladas en sus correspondientes armas con las que fueron asesinados. Si lograba despertar el poder en cada arma, se me permitiría vivir con esto, y quizás la codicia de mi clan dejara de aumentar con desenfreno tras contarles mi experiencia... o quizás lograra el efecto contrario, y entonces habría cometido un gravísimo error.

Aquella noche, supuestamente me quedaría a dormir en el campamento del Clan montado a campo abierto, pero antes de que llegara la noche, notaba como mis compañeros no cesaban en evadirme. Me ignoraban, cuchicheaban a mis espaldas, y aquello me ponía nervioso, me enfadaba. Yo intentaba concentrarme para que mis armas despertaran las almas de Padre y hermano, algo que jamás llegó a ocurrir. Madrugue durante unas horas, incansable por intentarlo pero nada, tuve que desistir e intentarlo mañana, cuando solo tuviera unas pocas horas para lograrlo o me ejecutarían. A la noche, mis compañeros más leales me despertaron y me hicieron beber una extraña pócima la cual me dejo bastante mareado, semi-inconsciente. Diría que me la ofrecieron, pero más bien me forzaron a tomarla. Entonces oí hablar a uno de ellos.

"No vamos a dejar que te ejecuten. No te preocupes por nosotros, te llevaremos lejos de aquí, pero cuando despiertes, no te olvides de huir de ellos. Aléjate de los "Advenire" y los "Gehrich", huye por el portal. Solo tendrás unas horas."

Confuso, estuve a punto de preguntar él porque me estaban diciendo todo esto. No llegue a hacerlo, alguien me golpeo por detrás, y termine completamente inconsciente.

Había perdido el paso del tiempo e incluso llegue a creerme que estaba muerto, en el momento que desperté y un extraño ser con las ropas completamente desgarradas me arrastraba por el suelo. Estaba en un lugar muy extraño, a simple vista parecía un valle normal y corriente pero todo estaba dibujado de color sepia, el suelo estaba inundado de extrañas fuentes de energía blanca y negra. Por no contar, que el ser que me estaba arrastrando promulgaba extraños e incomprensibles ruidos y gestos, giré la cabeza y lo vi, con la piel de sus brazos echa prácticamente tiras, se le podían ver perfectamente sus venas y arterias colgando, víctimas de la necrosis y vacías de sangre. Me solté por la fuerza de su agarre, caí al suelo y me levante con seria dificultad. Aquel ser humanoide con pelaje de cuervo y brazos prácticamente destrozados, se me quedó mirando, emitiendo sus gruñidos extraños. Por un momento, pensé que me atacaría pero el ser siguió su camino sin más. Fue el momento en el que miré el valle de color sepia donde estábamos con más profundidad. Me quede perplejo, lo más que podía hacerlo con aquella semi-inconsciencia permanente de la pócima, tras ver como aquel valle era exactamente idéntico al que pintó mi hermano en uno de sus cuadros. Intenté hablarle a aquel ser antes de que marchara, preguntarle donde demonios estaba, jamás me respondió.

Sin saber para nada donde me hallaba, seguí uno de aquellos circuitos de energía blanca y negra como el "ying-yang", andando sin rumbo fijo como un muerto sin cabeza. No sabía si estaba loco, o muerto, pero en mi viaje vi un montón de cosas, a cada cual más extraña y perturbadora. Lugares reconocibles, seres de pesadilla que me ignoraban... ¿acaso estaba en el infierno? Desconozco cuanto tiempo estuve andando, cuánto tiempo siquiera estaba en esta dimensión, pero por obra de los dioses, termine encontrando aquel supuesto "portal" del que hablaron mis compañeros. Blanco y negro, al igual que la energía que rebosaba esta dimensión. Entré por él, y llegue a unas extrañas ruinas abandonadas en mitad de un bosque, un bosque con color, y que no me resultaba para nada familiar, al contrario que todo este recorrido realizado en aquella dimensión. Intenté buscar un lugar medianamente seguro en aquellas ruinas, un pequeño círculo de piedra derruida en mitad del pasto algo lejos de aquel portal por donde entré. Me eché sin más en la hierba, durmiéndome casi al instante.

A la mañana del día siguiente, los gruñidos de un puerco salvaje me despertaron. Me levanté lentamente, comprobé con el tacto de mis manos que mis armas seguían en su sitio y así era. El animal estaba a una distancia más que suficiente para no suponerle una amenaza, pero este ya estaba reaccionando ante mi presencia mediante gruñidos de advertencia. Desenvaine la guadaña corta y para mi sorpresa, esta emitió un leve brillo rojizo, algo estaba hablándome directamente a la mente, era la voz de mi hermano. "¡Sigo aquí Kaith! Hermano, ¿estás bien?", dijo. Mas enérgico, tomé la guadaña con fuerza y en guardia respondí "Podría estar mejor, pero sigo con vida supongo", desde la distancia traté de lanzar por instinto un golpe al aire con la guadaña y esta se estiró un total de cuatro metros hacia el animal, hiriéndole en el hocico. Al momento del estiramiento, gran parte del mango se convirtió en una larga serie de eslabones de acero rojizo, que me permitió golpearle desde la distancia, además debajo del filo de la guadaña aparecieron un par de filos más pequeños y rojizos. Aquello no le había gustado al animal, se abalanzó hacia mí y yo saque el hacha con la otra mano. "¡Kaith! ¡Hijo mío!", oí hablar esta vez del hacha, solo en mi cabeza. "¡Padre!", respondí más enérgicamente, a la vez que lanzaba un ataque con el arma hacia el cerdo. Del hacha emergieron unos pinchos rojos desde el filo, y así mismo, el mango del hacha se estiró hasta unos dos metros mediante el mismo sistema de eslabones que la guadaña, aplastando y atravesando a su vez el cuerpo del animal contra el suelo. Tanto los filos de la guadaña, como los pinchos del hacha y los eslabones que permitían a ambas armas el hecho de atacar a media distancia, guardaban cierta apariencia fantasmal, espectral, tal como era el nombre de este extraño arte. Ambos atributos son de color rojo sangre intenso.

Fue aquella misma mañana en que comencé mi camino en aquel extraño continente que más tarde conocería como Garnalia, con una buena pata de cerdo recién asada en mis manos frente a la hoguera. Por muy rico que aquello estuviera, mi cabeza en mucho mejor estado que antes, no dejaba de pensar en todo lo que había dejado atrás. Padre, hermano, amigos. Por muy hombre que fuese, no podía evitar llorar por todo ello durante largos minutos, sin importar si alguien podía oírme. Cuando me encontraba más descansado y recuperado de ello, me levante de súbito golpeando con el puño derecho el tronco de un árbol adyacente, unido a un fuertísimo grito por mi parte. Levanté cabeza hacia el cielo, y volví a gritar, todavía más fuerte.

"¡¡Ellos siguen conmigo, yo no he dejado nada atrás. Esto no es un "Adiós" porque volveremos a vernos, queráis o no!! ¿¡Me oís!?"

Apagué la hoguera y empecé a caminar a paso rápido, con tal de salir del bosque y empezar a orientarme. No quise siquiera pararme a pensar en que podrían ser aquellas criaturas de aquella extraña dimensión, lo único que quería era respirar aire puro, y volverme a sentir vivo de nuevo. Se podría decir que este fue el comienzo de mi vida en estas tierras, lo que suceda a partir de ahora no lo dictara el destino por mí. Lo que pase a partir de ahora, lo decidiré yo, y nadie más.

¡Me llamo Kaith Ragner y esta es mi historia!


La primera regla de una Escuela de Alta Hechicería consiste en que ningún aprendiz debe rebelarse contra su Maestro




________________________
Señora de los lobos (humana)
Nombre : Awilix Ferzan
Escuela : Guardiadragones del Mar
Bando : Neutral
Condición vital : Viva
Rango de guerrero : Guerrera experta (espadas a una mano; miscelánea; arcos), Aprendiz de Francotirador
Clase social : exiliada
Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 30
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
~ Nimue Rose ~


~ Datos personales ~


Nombre y apellidos: Nimue Rose.
Edad: Aparenta 23 años físicos, su edad real oscila los 8-9 meses.
Sexo: Mujer.
Condición vital: Viva.
Bando: Neutral.
Raza: Humana (Homúncula)
Profesión: Guerrera Experta en Escudetes (Miscelánea), cuerpo a cuerpo sin armas (Miscelánea) y aprendiz en shurikens y giro-bolas (Arrojadizas).
Escuela: Guardiadragones del Mar.
Clase social: Baja.



Gustos y aficiones:

- Corretear por el campo.
- Molestar a la gente metiéndose en sus asuntos.
- Leer historias, vivir aventuras.
- Los ovillos de lana.

Cosas que detesta:

- Las personas malas (así es como las llama).
- Tener que pagar por cualquier producto o servicio.
- La gente cobarde.
- Esperar.
- Cualquiera que intente robarle o invadir su intimidad tocando donde no debe, tanto en hombres como mujeres.

Virtudes y defectos:

+ Muy ágil y escurridiza
+ Sabe estarse callada cuando quiere, lo que le favorece la infiltración.
+ Cuando no permanece callada, puede ser un autentico dolor de cabeza para sus enemigos (y aliados).
- En ocasiones, es torpe, muy torpe.
- Puede presumir demasiado de su ego como heroína (así se denomina a veces), lo que provoca un exceso de confianza en sí misma.
- No suele ser borde con nadie, pero cuando se ve muy presionada psicológicamente deja salir su peor parte.

Manías:

- Se comporta como una gata cuando se mueve sigilosamente.
- Afilarse las uñas (o las garras en el caso de su gemstone).
- Raras veces, cuando habla mezcla algunos "miau miau" en sus conversaciones por inercia.

Curiosidades:

- Cuando considera que la victoria es segura y dispone de una fuente de agua donde bañarse, caza desnuda para no mancharse la ropa a la cual le tiene mucho aprecio.
- No tiene vergüenza alguna en que otras personas, independientemente del sexo, la miren sin ropa (aunque no tolera que la toquen). Desconoce la utilidad de su cuerpo femenino y en qué consiste la reproducción.
- Ha practicado el canibalismo, no lo ama ni lo trata como objeto de culto, sino como último recurso alimenticio.

Objetivos y metas:

- Encontrar a su maestro, Harald Rose.
- Conocer mundo, vivir aventuras y tener alguien a quien contárselas.
- Librar el mundo de chicos malos (así los llama ella)
- Descubrir cuál es la utilidad de su cuerpo, para que sirve, aunque esto es algo muy secundario.

Otros datos de interés:

Al creerse una heroína, se ha apodado a sí misma como "Zorra Nocturna" hasta el punto en que ella misma se cree que es su verdadero nombre. Hace referencia a su astucia y a que siempre le gusta tender emboscadas por la noche. En realidad, el apodo se lo ha ganado robando alimentos sin ton ni son de distintas personas, los continuos insultos de los afectados le dieron la inspiración para el nombre.



~ Descripción física ~


1,75m de estatura. Pelirroja y de rostro joven, libre de pecas, granos o cualquier otro indicio de adolescencia que le pudiera haber afectado por su extrema juventud muy distante de su edad aparente. Ojos castaños, mentón pequeño y algo resaltado. Cabello corto hasta el cuello y de tez clara. Comúnmente, su mirada expresa felicidad o serenidad, aunque a veces puede tornarse siniestra.

En primer lugar, viste con ropa de cuero y látex en algunas zonas de colores rojo anaranjado y negro, bastante ajustados, adecuados para moverse ágilmente sin que la ropa le suponga una dificultad en ello. Dichas ropas le fueron proporcionadas por su maestro, instructor y creador. Sobre estas ropas viste algo similar a una gabardina naranja oscuro con tal de ocultarlas, al no tratarse de una combinacion comun de ropa en la epoca.


~ Descripción psicológica ~


A pesar de tener una edad real entre 8-9 meses, la cantidad de cuentos e historias que se le han contado por parte de su maestro, además de las historias que ella ha leído por su cuenta tanto en cuentos como novelas, le han otorgado una madurez más adecuada a la de una niña entrada a la adolescencia, más o menos. Sin embargo, esta Homúncula, al ser el resultado final de un experimento mágico cuyo cuerpo adquirió el alma retorcida de un Gehrich (ver historia), sufre de constantes cambios de humor normalmente amigables.

No tiene dificultad alguna en relacionarse con alguien, puede acercarse y hablarle a un desconocido con la misma naturalidad que el respirar. Sabe que el mundo está repleto de gente que solo quiere hacer daño, pero ella confía en que no todo el mundo es así. Desde el primer momento sabe que ella es alguien especial al resto, nadie en el mundo conocido es como ella y por tanto, solo busca integrarse junto al resto, o al menos, junto a alguien, aunque solo sea para saber más acerca de si misma, para saber que es exactamente.


~ Historia ~



"Informe General de Harald Rose sobre el exitoso experimento nº3: Nimue Rose"

"Estaba a punto de dar por imposible la posibilidad de crear un ser a partir de un recipiente vacio y el alma de un muerto. Si el alma de un Gehrich no conseguía tomar posesión del recipiente, cuando lo hacía, comúnmente era incapaz de mantenerse en pie, de intentar razonar mediante gestos o sonidos, o incluso de sobrevivir más allá de diez segundos antes de ahogarse él/ella solo/a por su incapacidad de respirar como todos los seres vivos. Los Gehrich, esos seres necróticos que persiguen las Etéreas, rechazaban la vida incluso en el cuerpo vacio de un humano.

El primer ser que logre crear sin esos defectos lo llame "Shin", una mujer Homúncula que no solo fue capaz de tenerse en pie. El Alma Gehrich sacada a partir del individuo pertenecía a una encargada de la limpieza dentro de una casa noble, ofrecía dicho servicio y en ocasiones su cuerpo al hombre de la casa a cambio de su manutención. Reaccionaba cuando la tocaba, tenía miedo de mi, de hecho, siempre me tuvo como un desconocido peligroso por lo que se echaba a llorar indefensa en una esquina cada vez que visitaba su celda. Sus nervios funcionaban a la perfección, el dolor, el tacto, el placer, era capaz de reconocerlos. Sus sentidos vitales eran estables, solo tenía una pega. Por muchos gestos y señas que supiese hacer era incapaz de hablar, a pesar de todas las pruebas y enseñanzas jamás lo hizo, y no fue algo que trataba de retener, pues la individua era capaz de gritar. Sigue con vida, maniatada y amordazada en su celda. No vale la pena ejecutar a una sujeto de pruebas que puede ofrecerme entretenimiento fuera del trabajo a cambio de un poco de comida de vez en cuando.

El segundo ser lo denomine "Betrayal" en honor a su intento de traición hacia mi persona. El primer Homúnculo capaz de hablar, cuyo sistema nervioso no funcionaba correctamente y sus sentimientos no estaban bien ajustados. El Alma Gehrich sacada a partir del individuo fue un hombre torturado hasta la saciedad, debió de perder el hablar y la razón en su momento de vida, pues en el cuerpo del Homúnculo era prácticamente imposible hacerlo andar más de 3 segundos sin que chocase contra una pared o se cayese. Toda frase que decía la hacía sin sentimiento humano, mas la expresividad en su rostro era inexistente. Estuvo a punto de escapar de la residencia pero su inutilidad física no le permitía mas allá que arrastrarse hasta la puerta tras recorrer con prisas el pasillo de salida, cayendo torpemente a unos metros de su salvación. Termine por ejecutarlo.

Fue el tercer experimento el que me hizo cambiar mi forma de pensar sobre si este proyecto merecía la pena. Nimue Rose, había cumplido todas mis expectativas superando todos los contras y alcanzando la meta propuesta. Andaba, respiraba, era capaz de sentir el tacto, el olor, el sonido. Sus cinco sentidos funcionan a las mil maravillas. Psicológicamente es estable, mas sufre ciertos cambios de humor de vez en cuando que no interfieren en sus constantes vitales. El Alma Gehrich de la mujer pertenecía a una niña discapacitada, a la desafortunada joven no le respondían las piernas y era reacia a salir de casa por el sol (erupción polimorfa lumínica). La chica termino por morir de un ataque al corazón, y su alma vino a mis manos años después tras convertirse en uno de esos seres a los que tanto amo y desprecio al mismo tiempo.

La trato como a mi propia hija de sangre. Le enseñe a leer, a escribir, incluso a combatir para que pudiera defenderse, usando como medio el extenso comedor de la residencia. Era una apuesta arriesgada pero mereció la pena, el trato con ella es formidable para ambos en general, puesto que me considera su padre y muchas veces ha preguntado el porqué ella no tiene madre como todos los protagonistas en sus cuentos. Me parece inapropiado contarle tan de pronto cómo funciona la reproducción, por lo que tuve que comentarle que yo jamás tuve una buena mujer que me acompañara en la labor de cuidarla. A mi pesar, en parte de lo que estaba diciendo era la verdad. El clásico y típico cuento de la cigüeña pareció funcionar, pareció...

Los meses pasaban y a pesar de que refleja alrededor de 23 años físicos aparentes, tiene la madurez de una chica de 13 años, bastante para una edad real de 2-3 meses en adelante. Seguro que tarde o temprano...


Seguro que tarde o temprano ella se convertirá en... - paro de leer un momento para secarse las lagrimas con el brazo - En una mujer fuerte e independiente, lejos de esos cuentos infantiles que solo la separan de la verdadera naturaleza del mundo real. Sabrá afrontar el mundo que le espera ahí fuera el día en que no pueda estar para cuidarla, y cuando sepa que le espera al final de cada camino, sabrá entonces qué camino tomar... - sollozaba sin poder evitarlo - Mañana debo ir a Aleketh, otra de esas Etéreas al fin ha sido distanciada de su rebaño, debo hacerme cargo de ella y averiguar de quien se trata. Saber sus puntos débiles me será de utilidad para después. Hasta entonces, dejare a mi hija a cargo de esta residencia, a mi Nimue Rose... - dejo caer el brazo con el cual sostenía el libro - Fin del informe. - Incapaz de aguantar más los sentimientos que carcomían a la Homúncula.

"Me llamo Nimue Rose. Soy la hija de Harald Rose, mi maestro e instructor. No importa lo que digan los demás sobre mí, soy yo quien decide de donde vengo y quién soy. Lo que soy.

Desde que me acogió en sus brazos me trató con todo el cariño del mundo. Me enseñó todo lo que se a día de hoy, todas las bases que necesitaba saber, el resto lo aprendí con la práctica. Encargó ropa para mi, traía armas forjadas solo para mí... En resumen, un gran padre. Aunque no todo es oro lo que reluce, como aquella frase que leí en cierto cuento.

Mi padre por alguna razón mantenía a alguien más de la casa encerrada en una celda. A mí en un principio también me mantuvo encerrada en una celda pero después me ofreció un cuarto propio, porque a ella no? Esa... mujer? Si, mujer, era similar a mí en cuanto a físico, era como yo en cuanto a atributos, no era un... hombre? Así se hacían llamar, si, como Harald. Me explicó que yo soy una mujer y él un hombre, aunque descontando el físico y la forma de pensar no se qué diferencias más puede haber. En fin, esa mujer iba desnuda, estaba sucia y su piel estaba marcada en ciertas partes con un rojo intenso y algunas heridas. Mi piel también se ponía así cuando sufría golpes severos en los entrenamientos. Pero ella, estaba mucho peor que yo. Solo oía sus gritos y gemidos por la noche desde su celda, justo después de que Harald me diera mis buenas noches y saliera de mi habitación. Según él, la estaba castigando porque era una chica mala y había hecho cosas horribles. Me dijo también que no la alimentara, la comida tan solo era para él y para mi, y estuve a punto de hacerlo tras unos días de su desaparición, cuando leí el informe.

Ese mismo día cuando desperté, en el momento posterior a la lectura del informe, la encontré en su celda tumbada en el suelo contra la pared. No respondía a lo que decía, estaba confusa por no saber que le pasaba... entonces recordé algo que Harald me dijo. Los seres vivos necesitamos alimentos para vivir, para que podamos respirar. Fue entonces cuando vi por primera vez en persona aquello que los humanos llaman muerte.

Porque me dejó leer todo esto? Jamás lo haría, simplemente fui infiel y lo hice por mi propio bien. Según su informe, marchó hacia un lugar llamado Aleketh para no volver, tuve que valerme de las reservas de comida dentro de la casa para sobrevivir, mientras que la celda de aquella chica estaba cerrada a cal y canto, y yo no podía abrirla sin las llaves. Solo podía verla agonizar todos los días sin más. Harald me tenía prohibido hacer dos cosas; Inspeccionar sus aposentos y pertenencias, y salir al exterior, aparte de alimentar a esa chica. Había incumplido una de las dos cosas que le prometí y tras unos 5-6 meses desde la lectura, incumpliría la segunda.

Mi único indicativo para saber que Harald estaba bien era una capa, una capa larga de color verde y negra que el solía usar en ocasiones. Decía que era una capa mágica, brillaba finamente con los mismos colores que componían la prenda pero había excepciones. Cuando Harald volvía a casa cansado o muy agotado, la capa perdía brillo, este se volvía mas tenue. Siempre que estaba bien, la capa brillaba con normalidad, sin demasiada intensidad. Más tarde, me explico que dicha capa estaba asociada a aquello que los humanos llaman alma, estaba asociada a su alma, no quiso decir más a pesar de mi insistencia.

Alrededor de dos semanas después de leer el informe, la capa perdió su brillo por completo, solo era una simple prenda de ropa mas, el único recuerdo que tendría del, o más bien, tengo. No podía quedarme a esperarlo, tanto el alimento como las ganas de explorar el exterior me forzaban a salir. Yo, mi ropa de cuero y látex, mi abrigo anaranjado, mis armas, una mochila de cuero donde guardar la capa y las provisiones, sin dinero. No quise llevarme su diario donde escribía los informes, simplemente tenia a miedo a perder materialmente una de las pocas cosas que conservaba de él.

El tiempo paso y paso, llevo casi dos meses fuera y se como es el exterior. Alegrías, decepciones, mas decepciones, sufrimiento, dolor...
Hambre...
Muerte...

Volviendo al presente, me encuentro en mitad de un bosque en ninguna parte. Solo sé que estoy en un lugar llamado Garnalia, dividido en múltiples reinos y ciudades a su vez. Estoy desnuda, rodeada de cuatro cadáveres de bandidos que en su momento me capturaron. Dijeron algo de violarme, no sé que es, ni espere a saberlo. Mi vista se nubló, todo se tiño de rojo en mis manos, en mi cuerpo. Mi boca ensangrentada con restos de carne humana solo pudo sonreír, sin siquiera venir a cuento. Sonreí, y termine por reírme ahí mismo, soltando una sonora carcajada que se extendió por el bosque en mitad de la noche. Solo podía pensar en el pasado, en como vivía en la residencia de Harald como una princesa, y después volvía a compararme a como me encontraba ahora.

Me he convertido en la mujer fuerte e independiente que Harald esperaba que fuese?


La primera regla de una Escuela de Alta Hechicería consiste en que ningún aprendiz debe rebelarse contra su Maestro




________________________
Contenido patrocinado

________________________