La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Jack Blackbourne

Ir abajo

Jack Blackbourne

Mensaje  Jack Blackbourne el Dom Mayo 08, 2016 1:51 am

~ Jack Blackbourne ~


~ Datos personales ~


Nombre y apellidos: Jack Blackbourne
Edad: 30 años
Sexo: Masculino
Condición vital: Vivo
Bando: La Diosa
Raza: Humano (Licantropía)
Profesión: Guerrero. (Armas a una mano - Espada)
Escuela:
Clase social: Pueblo llano, mercenario.



Gustos y aficiones: Entrenar, deporte, el ejercicio.
Cosas que detesta: Principalmente detesta las injusticias que dictan su sesgado código moral.
Virtudes y defectos: Una virtud podría ser su nobleza, su deseo de ayudar a los demás. Un defecto enorme es un orgullo propenso a distanciarse de los demás.
Manías: Tiende a ignorar cuando algo que escucha no le gusta.
Curiosidades: La persona que lo convirtió terminó siendo asesinada por él.
Objetivos y metas: De momento, encontrar una cura para su maldición.
Otros datos de interés: Le cuesta más de lo que cabe admitir confiar en los demás.



~ Descripción física ~


Jack es un humano alto y esbelto, de pelo color azabache y ojos oscuros. No tiene musculatura a la vista, su cuerpo está fibrado debido a las experiencias de combate que ha tenido, pese a todo, su apariencia física no es nada destacable. Suele vestir armaduras de cuero ligeras ceñidas con cientos, con fundas para pequeños cuchillos y armas arrojadizas de peso muy liviano y unas botas de caza para compensar mejor el peso de los movimientos dándole cierta estabilidad y protección.

Su lobo, por otra parte, es una bestia de pelo oscuro que puede alcanzar los dos metros de altura y una envergadura semejante a la de razas humanoides de mayor tamaño que el humano, dotado de unas zarpas como cuchillas y dientes de lobo preparados para rasgar y reventar la carne a su paso.


~ Descripción psicológica ~


Es una persona con un código moral estricto, su experiencia como mercenario ha terminado creando una serie de principios que, si bien están enfocados en ayudar a los demás y defender a los débiles, tiene una serie de matices muy concretos. Nunca se metería en el duelo de otra persona que considere hábil u orgulloso de poder mantener su honor luchando. Suele decir las cosas tal y como las piensa sin ponerse en lugar del otro, porque cree fielmente que alimentar las ilusiones de los demás sólo sirve para engañarse a uno mismo.

Pese a todo, es ferviente defensor y compañero de la gente en la que confía, suele entrar el primero en las refriegas y salir el último, aunque sus problemas con la confianza le lastran más de lo adecuado, es una persona difícil de entender pero juzga más a los demás y a sí mismo por los actos que por las palabras. Eso le han enseñado las vivencias de su vida.

Su lobo, en la otra cara de la moneda, es una bestia salvaje descontrolada sin raciocinio alguno que actúa puramente por instintos animales. Un asesino en potencia peligroso.


~ Historia ~


Era un mercenario de pueblo común, habituado a las contiendas de recorrer los pueblos circundantes a su localidad natal buscando los puestos donde habían pergaminos garabateados de gente pidiendo ayuda y recompensas locales.

Jack Blackbourne, llevaba 15 años vagabundeando por el mundo ganándose la vida como mercenario y, a veces, investigador. Desde descubrir quién quemó la casa de un pueblo hasta llevar a la justicia (O ajusticiar él mismo) al líder de los bandidos de la zona cuyas autoridades ignoran o no pueden hacer frente.

Pese a su físico delgado siendo una persona alta, su experiencia en combate se limita a movimientos rápidos de lanzamiento de cuchillos y pequeñas dagas, usando como arma principal una gladius y usando sus piernas ofensivamente. Así pues, generalmente subestimado por sus enemigos, su estilo de combate es puramente de destreza y agilidad.

Durante años, escuchó murmullos en algunos trabajos que realizaba sobre la existencia de seres mágicos, magos y demás leyendas que él mismo consideraba como supersticiones y estupideces del populacho, así que hacía caso omiso a todo eso hasta que llegó cierto día fatídico en su último trabajo de investigación.

En su lecho de muerte, el suelo de su casa, yacía ahogándose en su propia sangre una mujer que se ganaba la vida como herbolaria de un pueblo alejado de las urbes cercanas. Ante la urgencia de obtener la mayor información posible de lo que había ocurrido antes que examinar la escena, la mujer sólo pudo pronunciar dos palabras antes de entrar en colapso y fenecer:

“-Ya… vienen…”


Resignado, usó sus sentidos para examinar la casa y todo lo que allí había ocurrido, cuyas pistas tales como huellas, pisadas y quemaduras en los marcos de las puertas no daban sentido alguno a semejante masacre. ¿Qué tipo de armas habían utilizado? Es como si el asesino se hubiera volatilizado.

A partir de ese día, la palabra “Mago”, retumbó en su cabeza. Uniendo piezas y cabos cada vez que seguía la pista de su asesino. Pero todos las pesquisas llegaban a un punto muerto, un callejón sin salida, que evidenciaba una cosa muy aterradora; La única explicación a todas las aterradoras experiencias que estaba observando, siempre un paso por detrás, sólo podían deberse a la existencia de algo, etéreo, que manipula las leyes de la realidad a su antojo.

Y ese, era un pensamiento muy peligroso para alguien como él.

Erró durante seis meses siguiendo el mismo caso viajando de un punto a otro de la gran extensión de Garnalia, siguiendo los rumores y los signos inequívocos de que aquello a lo que perseguía tarde o temprano cometería un fallo y se revelaría por fin.

En la linde de un bosque, se encontró a una cazadora experimentada en un rudimentario campamento en medio de lo que podría ser la nada dentro de la naturaleza. Ambos se presentaron y supo que aquella cazadora se llamaba Valk. Quien amablemente compartió parte de sus provisiones con Jack y le indicó dónde podía reabastecerse de agua potable en aquel lugar perdido.

Su historia, si la hubiese oído un año antes, la habría tomado por una desquiciada.

Buscaba desesperadamente un lugar místico llamado La Torre, un lugar donde personas especiales de todo el mundo se siente atraídos como por un magnetismo místico hacia su encuentro. Un lugar donde lo imposible es lo cotidiano. Y pronunció la palabra que tanto temía: Magia.

Si bien era cierto, que su hilo de corrientes y hechos le habían llevado hasta allí, Jack no tenía ningún interés en ese lugar, por más que Valk le asegurara que estaban a punto de llegar, que había oído rumores de medios de protección que engañan a los sentidos y desorientan hasta al forestal más experimentado, ella sentía que estaba cerca. Jack le contó que perseguía a un fantasma, quizá ni siquiera a la misma persona, perseguía el hecho de querer responder a una serie de preguntas que yacían en su ser. Quizás, aunque no quisiera admitirlo, compartía una meta con aquella cazadora.

Durante los tres días siguientes, vivieron una serie de experiencias juntos de supervivencia y búsqueda de señales que adelantaron mucho el trabajo de sus búsquedas, que, como se temía, terminaron revelando que aquel lugar de ensueño era la respuesta final a su viaje.

Por la noche, habiendo colocado unas trampas para animales salvajes en el perímetro, alimentaron el fuego y se dedicaron a charlar hasta que un ruido cercano alertó a Valk, que perjuraba haber oído una especie de murmullo seco, vacío, extraño. Jack comprobó que desde hacía un minuto, quizá más, el silencio que sólo se rompía con el repiquetear de la leña quemándose se estaba tornando demasiado patente. En ese momento, en cuestión de un despiste de apenas dos segundos, brotó una bestia de la oscuridad más profunda del bosque y golpeó a Valk de un zarpazo precipitándola contra un árbol cercano, como si estuviera hecha de papel.

Inmediatamente afrontó a tamaña bestia, que se erguía ante él amenazante como un coloso, humanoide y lleno de pelo con orejas de perro. El cual babeaba ante la mirada de su presa recién expuesta tras un ataque.
Pese a su rápida reacción, pronto descubrió que ni sus armas ni mucho menos su escasa fuerza eran rival para el licántropo, que terminó tumbado encima de su cuerpo a punto de pegarle una dentellada en la cara.

¿Acaso iba a morir ahora? ¿Devorado por la respuesta que buscaba?

La brutal mordida terminó en su hombro esquivando a duras penas que le arrancase su cabeza y un grito de dolor agudo y desesperación terminó tiñendo aquella noche. Valk entonces saltó sobre el lupino, asestándole con una pequeña espada un golpe diestro en su espalda, ante el que la temible bestia reaccionó como su le estuvieran rociando con algún tipo de ácido. Se apartó del cuerpo de Jack y arremetió de nuevo contra ella.

La adrenalina del momento terminó por tomar presa de él, y se levantó, dispuesto a ayudarla, pero sólo podía comprobar que la bestia estaba arrancándole las entrañas. Sus ojos, parecían decir, entre lágrimas:

-“Huye.”

Y huyó, desesperado y guiado totalmente por su instinto de supervivencia, hasta rondar por la oscuridad más absoluta y terminar cayendo por una escarpada zona rocosa, reventándose completamente contra las piedras del fondo.

Se había terminado.

Por la mañana, escupiendo algo de sangre reseca en su boca, se sorprendió gratamente de seguir vivo. No parecía tener heridas graves ni costillas rotas, al menos que él notara palpándose. Sólo un terrible dolor de quemazón en su hombro.

Volvió como pudo al lugar de la otra noche, entre mareos y dolor y comprobó horrorizado como no quedaba nada de ella. Había indicios de que la habían arrastrado.

Allí, no obstante, había alguien más.

Un hombre, desnudo, lleno de barro y manchas de sangre, sollozaba ante lo que parecía ser la parte superior del cuerpo de Valk. Su mirada, vacía, aún dejaba entrever el horror de la noche anterior. Jack no pudo evitar tirarse de rodillas lamentándose de pura desesperación.

Cuando reparó en la otra persona que estaba allí, puso la mano sobre su hombro, negando con la cabeza. Él sabía que se había hecho todo lo que se había podido, pero no quería admitirlo.
Aquel hombre seguía llorando desconsoladamente como si hubiera muerto alguien muy querido para él.

Jack intentó calmarle, suponía que él también había sido víctima del ataque, aunque intentó hablar con él, sólo podía sollozar que lo sentía. Que lo sentía mucho. Entonces un flechazo atravesó su mente en aquel momento, abriendo los ojos como platos. Empezó a examinar la zona, aquel hombre desnudo, las marcas de los árboles y la sangre de su cuerpo, las señales, incluso el olor… Todo su instinto le decía que el culpable de todo, se hallaba delante de sí mismo. ¿Cómo era posible eso? Era… ¿Magia?

Él no quería hacerlo, sollozaba. Pese a que no encontraba explicación, pudo sacar la conclusión de que aquel hombre podía cambiar en algo mucho más temible. Lo corroboró muy pronto:

-“¿Qué eres?”- espetó Jack.

-“Yo… aún me siento culpable cuando todo termina, aún no estoy preparado…”

Cerca de ellos, se encontraba la espada de Valk, teñida de una sangre que parecía más espesa y oscura, hecha de un metal que no reconocía a simple vista pero que no era acero. No tuvo que preocuparse demasiado por recogerla y acercarse a aquel hombre. Estaba cegado, demasiados sentimientos se arremolinaban ante él como para poder describir lo que sentía. Pero sus instintos hicieron el resto. De un movimiento rápido y preciso, atravesó de lado a lado el corazón de aquel hombre mientras gritaba de dolor, su cuerpo empezó a convulsionar y Jack no pudo evitar retroceder soltando el arma mientras que veía como, finalmente, caía muerto al suelo. En su corazón, estaba convencido de que había hecho lo correcto.

Tuvo arcadas y trató de recomponer lo poco que le quedaba de cordura. Enterró a Valk como pudo a la vera un árbol e hizo una pequeña inscripción en su corteza. Algo personal y escueto. Ató una cinta azul que ella siempre llevaba asida al cuello a una rama y se marchó.

Durante los siguientes días, su condición fisica iba a peor, la herida seguía quemándole el hombro. Tomó como suya la meta de su compañera caída en el bosque, su nueva naturaleza le empezó a hacer sentir aquel magnetismo del que Valk le estaba hablando. Es como si percibiera unas señales invisibles que le indicaran dónde se encontraba el lugar que estaba buscando. ¿Tendría ella también algún secreto de naturaleza semejante?

Sólo una semana después, con apariencia totalmente desvencijada, vislumbró La Torre.

Ese magnánimo edificio se erguía desafiante hacia sus ojos, ¿Cómo era posible que con semejante altura no hubiera podido verla?

Paso a paso, fue acercándose a ella, totalmente sumido en el caos y la podredumbre mental, arrastrando como podía los pies.

Ahí creía haber encontrado ya todas las respuestas.

Pero entonces, las preguntas habían cambiado.



La primera regla de una Escuela de Alta Hechicería consiste en que ningún aprendiz debe rebelarse contra su Maestro.





Última edición por Jack Blackbourne el Dom Mayo 08, 2016 2:42 am, editado 2 veces
avatar
Jack Blackbourne
Licántropo humano

Nombre : Jack Blackbourne
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de guerrero : Aprendiz de espadas(a una mano)
Clase social : Pueblo llano,mercenario
Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 08/05/2016

Ver perfil de usuario http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: Jack Blackbourne

Mensaje  Yandrack el Dom Mayo 08, 2016 2:20 am

Hola,Bienvenido al foro.Soy Yandrack y seré quien examine tu ficha


En general la ficha esta perfecta, solo faltan un par de cosas por pulir, que te pongo aqui abajo


-Cuando un licantropo muerde a una persona esta no obtiene una curación mas rápida de las heridas, no al menos hasta que se haya transformado por primera vez en la noche de plenilunio del mes siguiente


-Un licantropo transformado que muere dejara un cadáver humano y si el sujeto muere sin transformarse conserva su forma humana


avisa cuando hayas editado y no dudes en preguntar si tienes dudas^^

_________________




Sangre,Vida y Fuego


narro

pienso


hablo


dialogo de amigo


dialogo de enemigo


Yandrack flashback
avatar
Yandrack
Humano

Nombre : Yandrack
Escuela : Guardiadragones del mar ( ex alumno y ex maestro de la Fortaleza de Aressher)
Bando : La diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de magia básica y de espadas a una mano (Guardiadragones del mar) Maestro Asesino(Guardiadragones del mar)
Rango de mago : Archimago, Experto en Magia del Fuego, experto en magia de la luz
Rango de guerrero : Experto en espadas (una mano), Experto Asesino, aprendiz de miscelanea(combate sin armas)Experto de especialidad física(Paladin)
Clase social : Rey de Innad y de Aleketh(señor del sur) Patriarca de los Dragorath
Mensajes : 607
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Edad : 23
Localización : En Aleketh

Ver perfil de usuario http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: Jack Blackbourne

Mensaje  Jack Blackbourne el Dom Mayo 08, 2016 2:29 am

Corregido, gracias por tu atención.
avatar
Jack Blackbourne
Licántropo humano

Nombre : Jack Blackbourne
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de guerrero : Aprendiz de espadas(a una mano)
Clase social : Pueblo llano,mercenario
Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 08/05/2016

Ver perfil de usuario http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: Jack Blackbourne

Mensaje  Yandrack el Dom Mayo 08, 2016 2:44 am

ficha aprobada, en cuento te de color y te haga el perfil podrás rolear

_________________




Sangre,Vida y Fuego


narro

pienso


hablo


dialogo de amigo


dialogo de enemigo


Yandrack flashback
avatar
Yandrack
Humano

Nombre : Yandrack
Escuela : Guardiadragones del mar ( ex alumno y ex maestro de la Fortaleza de Aressher)
Bando : La diosa
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestro de magia básica y de espadas a una mano (Guardiadragones del mar) Maestro Asesino(Guardiadragones del mar)
Rango de mago : Archimago, Experto en Magia del Fuego, experto en magia de la luz
Rango de guerrero : Experto en espadas (una mano), Experto Asesino, aprendiz de miscelanea(combate sin armas)Experto de especialidad física(Paladin)
Clase social : Rey de Innad y de Aleketh(señor del sur) Patriarca de los Dragorath
Mensajes : 607
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Edad : 23
Localización : En Aleketh

Ver perfil de usuario http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/ http://www.latorre.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: Jack Blackbourne

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.