La Torre
Bienvenidos a La Torre, un foro de rol progresivo basado en las Crónicas de la Torre, trilogía escrita por Laura Gallego García.

¡Atención! ¡Ninguno de los contenidos de este foro es real!

Habitación de Rurik (Noveno piso)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Jue Abr 02, 2015 11:04 pm

Habitación de Rurik


Escenas

• Escena I — Estudiando
• Escena II — Demonios



Ya era bastante tarde.

Entró por la ventana tras haber intentado realizar el hechizo de levitación. Esta vez, por suerte, no había fallado en medio del intento, aunque, por suerte, aquella vez había aterrizado sobre unos cuantos arbustos y no desde muy alto. Su habitación se encontraba en el piso noveno, y no había nada bajo su ventana, salvo alguna que otra ventana y césped. Entró, evitando pisar su libro del Aire, abierto sobre el escritorio, y se sentó en la cama, pronunciando el contrahechizo:

AshTótIakVèthEwëLindur

Cayó un centímetro o dos sobre la cama, y, un segundo después, nuevamente se levantó, acercándose a su escritorio. Se lo estaba pasando bastante bien con los hechizos del libro del Aire, eran... entretenidos. Se sentó frente el libro, y, entonces, pasó una página, y leyó otro hechizo, este para crear un tornado.

Sí, crear un tornado en los recintos de la Torre, ¿qué podía ir mal?

Por si las moscas, se leyó la página del hechizo varias veces antes de intentar experimentar. Cuando se sintió preparado, se levantó de su asiento, le dio la vuelta al libro, y miró al suelo. Inspiró y expiró, concentrando sus energías mágicas en las manos, preparándose para expulsarlas y que se entremezclasen con el aire. Luego, las redirigió, y las concentró en un único punto del suelo.

Pronunció:

OblêvDòhAshNän

Al principio no pasó nada, y pensó que el hechizo había fallado. Sin embargo, una brisa que le atraía hacia el centro de la estancia le indicó que algo estaba pasando, por lo que volvió a colocarse en la posición adecuada, dispuesto a domar el tornado que iba a aparecer. Y apareció. Primero no era más que una cosa pequeña, débil. Rurik le ordenó que creciese, y este lo hizo, y tomó unos cuantos papeles que había dejado en el escritorio.

Nej, svriflegæd met!1 —exclamó Rurik, casi gritando— Hjälde, virf! Hjälde!2

Sin embargo, supuso que las palabras no servían tanto como los hechizos, por lo que, para hacer que el tornado parase, pronunció:

NänAshDòhOblêv

El tornado desapareció en aquel instante, y las hojas de papel se desperdigaron por la habitación. Rurik no se entretuvo demasiado tiempo en recogerlas, había sido un día bastante movido, sin contar el tornado. Los dejó en el libro, el que cerró. No quería que acabasen saliendo por la ventana por una brisa indiscreta. Esto le llevaba a pensar... ¿qué tiempo haría mañana? Quizá necesitase volver a entrenar, pues pensaba presentarse pronto a la prueba.

Tomó aire y lo soltó, mirando el cielo, y dejó que sus energías se fundiesen de nuevo con el aire. Se concentró, y pronunció el siguiente conjuro:

PùtherLindurEwëVèthEwëSasel

Le vino a la mente la imagen de un valle lluvioso. No era bueno, tenía la intención de salir fuera a entrenar, o quizá pasear para tranquilizarse antes de la prueba. No podía hacer eso si estaba confinado en la Torre, en el mismo lugar en el que se examinaría. Volvió a abrir el libro y buscó un hechizo que había recordado ver anteriormente en el libro, uno que permitía cambiar el tiempo atmosférico. Podría hacerlo mañana, pero, seguramente, si veía que llovía, esperaría a otro día para hacer el entrenamiento.

A fin de cuentas, ¿quién lo conocía mejor que él mismo? Tras encontrar el hechizo, siguió las instrucciones, imaginándose un valle soleado, alzando ambas manos hacia el cielo, y pronunció el encantamiento:

YeferAshGajaDòh

No sabía si el hechizo había funcionado, porque, aunque hoy el cielo apenas estaba cubierto, la previsión para el día siguiente era la contraria, y él intentó que el día siguiente también fuese soleado. Suspiró, cerró el libro y lo guardó en la estantería, y cerró la ventana. No confiaba demasiado en sus poderes tras un día tan extenuante. Ni tenía fuerzas para cenar, simplemente se descalzó y se tumbó en la cama, durmiéndose todavía con la túnica puesta.



1 ¡No, mis apuntes!
2 ¡Para, tornado! ¡Para!


Última edición por Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 2:57 pm, editado 1 vez

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Sáb Mar 17, 2018 8:53 pm

Habían pasado ya semanas desde que Godric y Rurik habían entrenado por primera vez en el campo de entrenamiento, pero el joven aprendiz no podía dejar de pensar en lo que había comentado con su amigo, el tema de invocar a un demonio.

Desde entonces había estado leyendo mucho al respecto, había leído sobre grandes magos que antaño habían invocado poderosos demonios y dominado su poder con su propia fuerza de voluntad, había leído sendos volúmenes sobre la jerarquía demoniaca, el plano demoniaco, los conjuros para atar demonios e incluso como criarlos.

Sí, criarlos, extrayéndolos de su propio plano siendo pequeños demonios insignificantes y criándolos en la tierra bajo las ordenes de su amo.

Sabía lo que quería, pero no sabía como pedirlo, conocía suficiente a Rurik para saber que era muy aprensivo con todos los temas "fuera de lo habitual", Rurik no era el típico mago, y Godric no quería que su amigo pensara que estaba planeando algo malo o que tuviera intenciones ocultas.

Al llegar a la habitación de Rurik aspiró para coger fuerzas y llamó a la puerta. Esperó que el chico ya estuviera despierto, no se creía capacitado para pedirle algo así a un chico en pijama.

— Hola Rurik ¿Estas despierto? Soy Godric ¿Puedo pasar? — Dijo Godric mientras tocaba la puerta, desendo no haber despertado a su amigo.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Sáb Mar 17, 2018 9:25 pm

Solía despertarme justo con el amanecer, costumbre que había obtenido tras una vida de trabajar el campo e intentar aprovechar las pocas horas de luz de los inviernos del norte, y aunque la Torre se encuentre mucho más al sur y no tenga que ocuparme del campo o de los animales, esta es una de las cosas que mi estancia en la escuela de magia no había cambiado. He de decir que siento que soy una persona completamente diferente a la que era nada más llegar hace tanto (o tan poco, según se mire) tiempo. Aún así, disfrutaba de despertarme tan pronto, cuando la mayor parte de la gente duerme, y se me encogía el corazón cada vez que veía el sol de Svea alzarse entre los rugosos picos de las montañas.

Tras las abluciones matutinas, solía bajar a la cocina a desayunar. Una de las cosas que tiene la magia es que ahorra mucho trabajo, y cada mañana me encontraba con la comida ya hecha, aún caliente, increíblemente sabrosa, y todo sin necesitar labor humana. Me había acostumbrado a tener comida de mil lugares diferentes, probar cosas de todos los sabores y colores, y no comer el mismo plato dos días seguidos. No voy a decir que la comida mágica sea mi faceta favorita de las artes arcanas, pero sí que está entre las primeras. Aunque... también es verdad que echo de menos la comida de la tía Svenja.

Esta mañana, para desayunar, había unas gachas con miel y unas frutas de aspecto extraño que, según tengo entendido, son originarias del sur de Garnalia y de las regiones élficas del este. Desconozco sus nombres pero su sabor es increíble y su dulzura, insuperable. Tanto me gustaron que decidí servirme una segunda porción de la que disfrutaría de vuelta a mi habitación. Como a estas horas apenas hay gente despierta, no me preocupaba flotar tranquilamente por las escaleras porque no me chocaría con nadie. Las escaleras de la Torre son un verdadero peligro si no miras con atención por donde vas, pero el hecho de que todo el mundo (o casi todo el mundo) sea diestro en la magia evita la gran mayoría de accidentes.

Me encontré, tras unos minutos flotando hacia la cúspide, con Godric que estaba plantado frente la puerta de mi habitación.

Hælij morghenBuenos días, Godric. ¿Se puede saber qué haces aquí tan temprano? —le pregunté, sorprendido pero sobre todo divertido de verle a estas horas—. ¿Necesitas algo o solo me echabas de menos?

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Sáb Mar 17, 2018 11:10 pm

Godric no vio llegar a Rurik hasta que este le habló, no había dormido mucho y su poca mente despierta estaba concentrada en no molestar a su amigo, a quien creía aun dormido.

No tardo en reaccionar al ver como se acercaba volando su norteño preferido. Que por suerte se había cambiado y no iba vestido con el pijama, eso no hubiera sido nada cómodo.

— ¿Que? ¿Echarte de menos? No, o sea, sí, pero no, o sea... que no vengo por eso, pero quiero decir que te eche de menos, quiero decir — Godric no pudo evitar balbucear un poco, la pregunta le había pillado un poco por sorpresa. Lo cierto es que el chico había sido el mejor amigo de Godric desde que tuvieron su primer encuentro, y tambien es cierto que su porte y belleza eran innegables, pero Godric no se había hecho amigo de Rurik por eso, y no había ido a verle por la mañana para eso.
Pese a todo, no pudo evitar ruborizarse.

Godric no esperó a que su amigo le respondiera, y pese a que le hubiera desarmado por sorpresa, sacó fuerzas de la nada para sacar el tema por el que había venido a ver a su amigo.
— He venido a hablar contigo sobre Demonios. He leído mucho al respecto, y se que están fuera de mi alcance... pero del tuyo no. Y estoy seguro de que puedes ayudarme — Godric hizo su petición como pudo, lo había ensayado varias veces frente al espejo, pero esta vez no le salió con el tono convincente que había preparado.
El joven mago miraba expectante a su amigo, maldiciendose por haberse desconcertado en un momento tan importante.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Sáb Mar 17, 2018 11:31 pm

Quizá fuera porque Godric parecía no haber dormido mucho, lo que se podía apreciar en su cara, o quizá solo fueran imaginaciones mías, pero lo que pretendía ser una broma inocente parecía haberle trastornado un poco. Se debatía entre síes y noes, sin encontrar una respuesta a la pregunta que le había formulado. Consideré que era mejor callarme por si las moscas, y dejé de flotar mientras mi amigo encontraba de nuevo sus palabras y su raciocinio. Abrí la puerta de mi cuarto y le invité a entrar. Dejé el cuenco de gachas sobre el escritorio mientras abría la ventana para dejar que entrara algo de fresco. Me gustaba el aire del Valle en invierno; me recordaba a mi hogar.

Una vez dentro, ya me reveló el motivo de su visita a tales horas de la mañana: demonios. ¡Demonios! Sabía yo que era una mala idea ponerse a juguetear con esas fuerzas sobrenaturales en concreto. Me volteé para mirarlo, y él tampoco parecía muy convencido con lo que estaba diciendo, o muy cómodo hablándome del tema. No sé, leer los sentimientos de los demás no es algo que se me de muy bien. Aún así, Godric es mi amigo, y si quiere hablarme de demonios será porque es algo importante, ¿no?

Antes que nada, creo que será mejor que te tranquilices un poco y me cuentes qué pasa. Ven, siéntate —Le señalé la silla del escritorio—. ¿Has desayunado? Puedes comerte las gachas, están muy ricas.

Yo, por mi parte, me senté en la cama (aún no la había hecho), mientras el Libro del Fuego (titulado Fȳrbōc en las lenguas del norte) flotaba de la pequeña estantería hasta posarse sobre mi regazo. Lo abrí y tras un momento de duda me dirigí a la sección que recogía los conocimientos de magia demoníaca básicos. No sé qué es en lo que está pensando Godric, pero espero que sea una simple pregunta teórica que pueda responderle con la lectura de un pasaje del libro.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 12:14 am

Godric entró con cautela en la habitación de Rurik. Olía a él. Godric se estremeció al darse cuenta que lo primero que había pensado al entrar en la habitación era que olía a Rurik, no podía centrarse.

Quería pedirle algo sumamente delicado, así, que pese a que su instinto le decía que no debía sentarse ahí, no si quería mantener la calma, no quiso contradecir a su anfitrión.

La cama seguía caliente, muy caliente. Godric tuvo varios pensamientos al respecto que descartó prudentemente de inmediato, estará  tan caliente porque se acuesta aquí un mago que está practicando con magia del fuego. Fin.

Se obligó a volver a centrar su cabeza, aunque la sonrisa amable de su amigo lo ponía sumamente complicado, y empezó con su discurso.

— Bueno, antes de nada, déjame hablar, se que me vas a decir que es peligroso, pero por favor, escúchame. — Godric cogió aire y empezó el discurso que había ensayado. —La invocación de un demonio, según los libros de la biblioteca implica abrir una puerta a otro plano dimensional, extraerlo  y dominarlo, lo cual no suele gustar a los demonios, pues suelen ser seres racionales, pese a no poder hablar en su gran mayoría. Eso hace que las criaturas no sean dóciles, sean peligrosas, como aquella vez que un diablillo se te escapó.... Bien, he pensado que el fallo que cometen los magos es intentar extraer de otro plano una criatura que ya haya madurado, un ser que haya vivido una vida en su plano y que por tanto, la extracción le sea molesta. Según he leído, los mejores magos han invocados grandes y poderosos demonios que han sido capaz de controlar, domar... y eso es lo que supongo que se aprende a hacer con ese libro que estudias.
Pero ¿Y si hubiera otra manera?
— Godric se quedó mirando a su amigo, había preparado un discurso en el que expusiera todo lo que había leído y generara curiosidad en su amigo, en vez del rechazo que esperaba si hubiera ido directo al grano.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 12:33 am

Sí, quizá no sea el mejor en eso de leer el estado anímico de los demás, pero estaba seguro de que, fuera lo que fuera que Godric quería contarme, era algo que le tenía muy preocupado o muy intrigado. Dijo que mi reacción posiblemente fuera «es muy peligroso», pero, a decir verdad, esa era mi reacción en todo lo concerniente a los demonios, y, aún así, me pedía que le escuchara. Bajé la mirada al libro, intentando vaticinar qué quería decirme, preguntándome qué era lo que le había impresionado hasta tal punto que apenas podía hablar.

Me contó que uno de los motivos por los que los demonios solían resistirse a cumplir la voluntad del que los invocaba era porque, a fin de cuentas, los estábamos arrancando de su hogar para hacer que lucharan por nosotros. Si me pongo a pensar, a mí no me haría mucha gracia estar en medio de una celebración con toda la familia y despertarme segundos después en medio de un campo de batalla al que me han invocado tres desconocidos. No, no me haría gracia, para nada. Eso explicaría por qué el diablillo se puso a insultarme nada más tuviera algo de conciencia de dónde se encontraba... aunque tengo que admitir que esa sesión de flyting improvisada fue muy divertida. Quizá debería invocarle de vez en cuando, pero esta vez intentaría dialogar con él antes de maldecir e insultar su estirpe. La verdad es que, aunque no cumplieran los requisitos de los insultos nórdicos, varias de las cosas que dijo me hicieron mucha gracia.

Espera, ¿qué estoy diciendo? ¿Confraternizar con demonios? Godric acabó de hablar y se me quedó mirando.

¿Y qué propones? —La verdad es que me había llamado la atención el discurso de Godric, aunque no estaba seguro de a dónde quería llegar.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 2:07 am

Godric se alegró, había logrado llamar la atención de su amigo, eso era el primer paso, el resto sería hacerle ver que su idea era buena, muy buena.

— Sencillo. Tu por ejemplo, sientes una gran devoción por tu tierra al norte, y por tu familia. Ahí está la clave. Tanto nosotros los humanos, como elfos, enanos y animales, sentimos aprecio por aquello que conocemos, donde nos criamos y donde recibimos cariño. — Godric no podía ocultar su excitación en el discurso.
— Los magos poderosos buscan demonios poderosos, ya que estos son más útiles, pero... ¿Que pasa si en vez de invocar a un demonio todo poderoso, formado y establecido en su tierra... invocamos a uno que sea pequeño, a un recién nacido? Esos demonios no tendrían lazo alguno con su plano, ya que acabarían de nacer, y quizá sea posible educarlos, amaestralos y dominarlos usando la magia más poderosa. ¡La del amor! — Godric se puso rojo al darse cuenta de la cosa tan curso que acababa de decir.

Pese a eso, estaba casi seguro que su amigo había entendido la idea, a grandes rasgos, de lo que estaba pidiéndole hacer.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 2:22 am

Nada más hacerle la pregunta pude ver cómo Godric parecía entusiasmarse y despertarse, y comenzó a hablarme de lazos de familia, de sangre, de amor a la patria, esos sentimientos que comparte todo ser (bueno, esto es opinable) dotado de raciocinio. Luego, llevó la conversación a un lugar que no me gustó tanto, porque pasó a hablar de secuestrar a demonios recién nacidos y criarlos, educarlos, amaestrarlos y dominarlos. Me parece que esos fueron los verbos que acababa de utilizar para referirse a sus planes, y luego hablaba de la fuerza del amor.

A decir verdad, su discurso me había dejado un poco descolocado, y no sé si había pensado realmente en lo que acababa de decir. Mis impresiones se manifestaron en mi rostro: una mezcla de preocupación, rechazo, disgusto y simple confusión. ¿Acababa de pedir mi ayuda para secuestrar a un demonio recién nacido y convertirlo en una máquina de batalla?

Pero... ¡eso es terrible! —protesté, levantándome de pronto, sujetando el Fȳrbōc contra mi pecho de manera protectora—. ¿Te das cuenta de lo que acabas de decir? ¡Secuestrar a un recién nacido e indoctrinarlo! ¡Aunque sea un demonio...! —Aunque no me gustaba la idea de invocar demonios, era una cosa llamar a uno temporalmente a este plano para una lucha y era otra bien distinta criar un demonio con el único objetivo de tener un demonio esclavo que luche por ti.

Sveinnsbrystvar!¡Por las tetas de Svea! No sabía ni por donde empezar para decirle que es una idea que posiblemente acabe muy mal. ¿Y si los padres del demonio quieren recuperar a su hijo? Son criaturas peligrosas y traicioneras y estoy seguro de que, si se lo proponen, encontrarían alguna manera de deslizarse hasta nuestro plano, ¡y quién sabe qué cosas llegarían a hacer por recuperar su progenie! Lo que acababa de decir Godric era algo que me esperaría oír de un mago salido de la Cueva Oscura, no de alguien que estudia en la Torre.

No, mil veces no. No te ayudaré a hacer algo así, y si tienes dos dedos de frente te olvidarás de esta idea. Solo puede acabar mal.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 2:41 am

Godric esperaba esa reacción, su amigo sería un mago poderoso, pero al fin y al cabo era un hombre, y todos los hombres caen siempre en el mismo truco.

— ¿Terrible? ¿De verdad? Eres un mago inteligente Rurik, piénsalo bien. — Godric hizo una pausa dramatica para que las palabras de adulación calaran en su amigo. — ¿Es terrible darle una oportunidad a un ser, que nace indefenso en un plano donde el caos impera? — El discurso había empezado, ahora tenía que hacerlo más cercano. — Son pocas las veces que los magos han presenciado ese plano, pero si en algo están de acuerdo todos los autores es que es un plano gobernado por Ravn. — Descansó un poco la lengua para que Runik pudiera pensar en todo lo que le estaba diciendo.

Sabía que lo que proponía era una locura, que no se había hecho y que costaría hacer que su amigo, de firmes principios accediera, pero para eso se había preparado durante días.

— No es esclavizar Rurik, es lo contrario, es permitir que el demonio viva sin tener que combatir día a día para sobrevivir en su propio plano, es darle la oportunidad de que sienta lo que es sentirse querido. — Godric puso toda su energía en las palabras, intentando que Rurik entendiera el sentimiento que quería transmitir.  — Es peligroso, sí, y puede conllevar grandes riesgos, lo se, pero quizá con ello podamos hacer que una vida que le destino quiere que sea desdichada, sea preciosa, podemos hacer que un demonio crezca, no para luchar, sino para elegir si eso es lo que desea hacer. — Godric  no titubeo, pese a su nerviosismo inicial, estaba lanzado en su discurso.

Godric había visto a su padre convencer a aldeanos pobres para hipotecar su casa, sabía donde tenía que poner énfasis en un discurso para saltarse las barreras y preconcepciones que los hombres suelen ponerse.

— Un mago tiene que romper sus esquemas ¿no? Hacer magia es eso, nunca dar por hecho que las cosas son como nos han contado. — Y por ultimo, emplear sus propios ideales en su contra.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 3:00 am

He de reconocer que me sorprendió ese cambio repentino en Godric, y más si tenemos en cuenta que nada más verle hoy apenas conseguía hilar palabra con palabra y ahora se lanza a pronunciar discursos como un orador nato. Sin embargo, sus palabras bien caían en oídos sordos o solo conseguían hacerme enfadar. Alguna vez me han dicho que soy algo simple y, de acuerdo, quizá no sea la persona más brillante de Garnalia, pero no soy tonto. Le dejé hablar, sin embargo, esgrimir sus argumentos cuanto quisiera. Yo me quedé de pie, mirándole fijamente, abrazando el Libro del Fuego como una loba celosa protege a sus crías.

Se le daba bien hablar y era cierto que tenía don de gentes, pero mi instinto me decía que no le hiciera caso (algo que me resulta fácil porque tengo la cabeza muy dura). Notaba cómo se me cortaba la respiración como si tuviera algo oprimiéndome el pecho, y no me refiero al libro, sino a un algo más metafórico. Es admirable cómo tuerce las palabras para darle fuerza a su causa, he de reconocerlo, pero cuanto más habla, peor me siento. Al final del discurso me encuentro echando chispas de una manera más literal de lo que os podáis imaginar. Mi expresión había mudado a una de enfado y estaba haciendo un esfuerzo muy grande por controlarme. En ese momento, me sentía como si para él no fuera más que un escalón hacia algo más grande.

Vete de mi cuarto —Mi voz temblaba pero no era de miedo ni de duda, y mis manos apretaban con fuerza el Libro del Fuego. Es sorprendente lo mucho que puede cambiar tu opinión de una persona en tan poco tiempo, pero también es sorprendente lo que pueden llegar a decirle a uno. No me gusta la idea de entrometerme en los asuntos de demonios aunque tenga que hacerlo, pero lo que propone Godric es ir demasiado lejos, ¿y para qué? Se puede ser un mago poderoso sin tener que recurrir a esa clase de... estrategias—. Ahora.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 3:17 am

Godric se quedó boquiabierto, había juzgado mal a su amigo, pensaba que realmente podría entender su deseo, que podría ser capaz de entender más que lo que los libros querían contar.

— No lo entiendes ¡No entiendes nada! — Godric no pudo aguantarlo más,  la frialdad con la que su amigo había rechazado su idea le había hecho daño, tanto que las lagrimas no pudieron contenerse.

Godric había pasado semanas estudiando las razas demoniacas, las distintas clases y los escasos registros que había, pues eran pocos los magos que osaban mirar a ese plano, y lo que había visto en su estudio le había roto el corazón.

— Pensaba que tu lo entenderías, que tu sabrías verlo... confiaba en ti. — Las palabras de Godric salían de su corazón, de su dolor. — Pero eres igual que todos los demás magos, no sois capaces de ver que los demonios no son herramientas, no son armas para invocar y desechar, son seres, seres reales, sienten y padecen. — A esas alturas el rostro de Godric era un mar de lagrimas.

No comprendía como su amigo, el mismo que le había enseñado lo importante que era la magia, no era capaz de ver el problema, el gran problema.
— Desde que los magos invocan demonios ha habido una reducción abrumadora de  especies demoniacas. ¿Eso no lo pone en tu manual, no? — Godric se limpió las lagrimas mientras intentaba articular palabra. — Los magos siempre invocan a las especies dominantes, las más poderosas, y duelo tras duelo las hacen más poderosas. Pero nadie se ha preguntado que pasa cuando devuelves a una criatura que, pese a ser contra su voluntad, ha luchado y se ha fortalecido. ¿Sabes que pasa? ¿Lo sabes Rurik? — La mirada enrojecida de Godric solo permitía ver el dolor que el pobre mago sentía. — Esos demonios aniquilan a las especies más débiles, a las que no han tenido la oportunidad de mejorar, las que los magos no hacemos caso por ser demasiado insignificantes. — Godric se acercó a la puerta de la habitación.

Su plan había sido un chasco, pensaba que siendo un aprendiz podría arreglar las cosas, pero se equivocaba, tendría que hacerlo solo, el solo.
— Yo solo quería que me ayudaras a salvar a uno de esos demonios, uno de los recién nacidos que probablemente no lleguen a adultos, pues tendrán que pasar su miserable vida luchando por su vida, y todo por culpa nuestra. — Godric no se atrevió a mirar  su amigo, hacerlo le hubiera hecho demasiado daño.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 3:47 am

Y, sin embargo, no pude pasar mucho tiempo enfadado porque Godric de nuevo dio un giro radical. Después que le dijera que se largara, todos sus planes y discursos parecieron derrumbarse y le dejaron expuesto, desprotegido, deshaciéndose en lágrimas y acusándome de no entender y ser como todos los otros magos. A decir verdad, no sabía si debería sentirme ofendido por sus acusaciones, pero sí que podía sentir que lo que estaba viendo ahora mismo era a Godric como realmente se sentía, no recurriendo a discursos preparados y manipuladores. Lloraba, estaba dolido, se sentía... ¿traicionado?

Por mi parte, notaba cómo mi enfado iba derritiéndose y desapareciendo con cada segundo que pasaba y con cada segundo que le veía llorando y hablando de las desgracias de demonios de las razas más débiles. Es cierto que me encuentro en un conflicto muy grande: aunque somos amigos, no conozco a Godric tan bien como para saber si estaba intentando salirse por la suya da igual lo que hiciera falta o si realmente se encontraba dolido y realmente creía en la veracidad de sus palabras; por otra parte, me encuentro con mi eterna disputa entre el yo nórdico y el yo mago.

Por los ciervos de Rimis, espero no equivocarme. Godric fue hacia la puerta sin mirarme pero aún reprochándome cosas, yo dejé el Libro del fuego sobre la cama y avancé unos cuantos pasos para interceptarle. Tras un instante de duda, le agarré del brazo. Me temblaban las manos pero no sé exactamente qué mezcla de sentimientos me causaba esos tembleques, si furia contenida, si vergüenza por haber traicionado un amigo... Es un momento muy extraño en el que me encuentro, y tantos sentimientos he experimentado en tan poco tiempo que ya no sé ni qué está pasando por mi cabeza.

Espera.

Mi voz perdió la dureza que tenía la última vez que hablé y fue reemplazada por duda. No sé si estoy haciendo lo correcto o si Svea me partiría con un rayo si no estuviera ocupada haciendo cosas de diosa, pero ahora no quiero pensar en eso. Me conmovieron las lágrimas y palabras de Godric ahora que no intentaban convencerme sino expresar sus reproches y dolores. Pase lo que pase, espero ser lo suficientemente fuerte como para afrontarlo.

Tú ganas, ¿vale? Tú ganas... —Me quedé callado durante unos segundos, y luego intenté bromear un poco, para dispersar la tensión del ambiente—. Si hubieras comenzado por aquí te habría dicho que sí desde el principio... —Finalmente, añadí—. Siento... haber sido tan poco comprensivo.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 4:21 pm

Las emociones se desbordaban dentro de Godric, había pasado de la excitación al llanto y ahora volvía a estar emocionado.
Rurik había claudicado, no sabía bien que es lo que le había hecho cambiar de opinión, pero lo había conseguido.
Tal vez era por las lagrimas y el llanto, y quizá, solo quizá, Rurik apreciara más a Godric de lo que el joven mago pensaba.

Godric se lanzó precipitadamente a los brazos de su amigo y lo abrazó con fuerza, no podía creer que Rurik hubiera aceptado su oferta, estaba casi tan excitado como el día en el que llego a la Torre.

— Muchas gracias, muchas gracias, de verdad, muchas gracias Rurik, sabía que lo entenderías — Godric lo soltó un poco avergonzado por la repentina muestra de afecto.

Godric no sabió bien por donde continuar, no había preparado nada en caso de que su amigo  aceptara la oferta, así que decidió dejarlo en sus manos, al fin y al cabo, Rurik era un mago mucho más experimentado y competente que Godric.

— Bueno... ¿Y como lo hacemos? Tu eres el que sabe como funciona ese ritual — Godric miró el libro del fuego con curiosidad, sabía que ese libro escondía secretos que a él aun se le escapaban.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 4:37 pm

No me sorprendió el repentino cambio de humor de Godric cuando le dije que, al final, aceptaba ayudarle. Pasó de las lágrimas a abrazarme con fuerza en tan poco tiempo que no me di cuenta de lo que había ocurrido hasta que me soltó, un tanto avergonzado por su efusividad, y yo aún algo confuso por la situación en general. Al menos, Godric había dejado de llorar y parecía volver a estar contento; yo solo espero no arrepentirme de lo que vaya a ocurrir. Pero, bueno, supongo que lo mínimo que puedo darle es un voto de confianza. Me dio las gracias de manera muy efusiva.

No, no, tranquilo... ¿para qué están los amigos? —Según parece, los amigos están para invocar demonios. Nunca lo hubiera imaginado.

Nos quedamos en silencio unos instantes. Yo recogí el libro del fuego de encima de la cama y lo llevaba al escritorio, junto al bol de gachas y la estatua de Svea, y volví a abrirlo. Godric, por su parte, preguntó qué haríamos, porque yo, a fin de cuentas, era el que sabía cómo invocar demonios. No le respondí hasta pasados varios segundos, pues miraba el Libro del Fuego, aún con algo de duda en el corazón.

Creo que lo mejor será pasar unos días planeándolo todo. No queremos que... algo como lo que propones salga mal, ¿me entiendes? —En parte sí, es una de las razones por las que se lo dije. Era mejor esperar unos cuantos días, documentarse bien sobre el tipo de demonio que se quiere invocar, hacer los preparativos... en fin, todo eso. Por otra parte, también quería algo de tiempo para pensar y meditar—. Si quieres, podemos comenzar a prepararlo ya.

De la estantería, una pluma, un tintero y una hoja de pergamino flotaron en dirección al escritorio, preparados para cuando tuviera que tomar notas. No confío en mi memoria como para apuntar cosas tan delicadas.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 5:05 pm

Godric no pudo evitar fijarse como Rurik parecía controlar la situación, el chico tenía una figura envidiable, y su habitación volvía a olerle a él, muy bien... No pudo evitar despistarse un poco, absorto en sus pensamientos vagos, casi no oyó a su amigo decirle que podían empezar ya.

Godric no entendía porqué, pese a estar apunto de hacer algo para lo que tenía muchas ganas, su mente no paraba de divagar y fijarse en tonterías como el olor de la habitación o lo bien que le quedaba el corte de pelo a su amigo.

— Sí, por supuesto. ¡Solo dime que tengo que hacer y yo lo hago! — Godric volvió a la realidad, quería que eso saliera bien, pero sobretodo, quería que su amigo lo viera como un mago competente, y no como un aprendiz de bajo nivel.

Godric se acercó a Rurik para ver lo que hacía, no sabía casi nada de como funcionaban las invocaciones, pues los libros de la biblioteca no tocaban esos temas, y nunca se había atrevido a pedirle a un alumno avanzado que le dejara ojear el libro del fuego. Al fin y al cabo, suficiente tenía con aprender a dominar la magia básica del libro de la Tierra.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 5:29 pm

Me gustaba ver a Godric tan entusiasta. De hecho, me gusta ver a la gente entusiasmándose por las cosas que les gustan o les hacen ilusión porque es entonces cuando dejan entrever su mejor yo. Por otra parte, no soy alguien que pueda soportar ver a la gente triste y llorando, es parte de mi naturaleza poco dada a los conflictos. Quizá por esto me gusta tanto el flyting como alternativa a la resolución de conflictos a puño limpio. Pero, en fin, me distraigo. Cuando Godric dijo que sí, me senté en la silla.

Cierra la puerta y siéntate, por favor. —A ver, es una cosa invocar un demonio para uso propio, y es otra muy diferente hacer lo que Godric pretende hacer. No sé hasta qué punto es algo que prohíben las leyes de la magia y las normas de la Torre, por lo que prefería no arriesgarme demasiado a que nos descubran. Pese a todo, estaba seguro de que ya nos habrían detenido si tuviéramos intención de hacer algo muy, muy peligroso.

Solté un suspiro y negué con la cabeza, intentando sacarme esos pensamientos de la cabeza. Tomé el cuenco de gachas (si no iba a comérselo, no iba a dejar que se enfriara) y me llevé una cucharada a la boca mientras esperaba a que cumpliera. Una segunda, también. Cuando estuvimos preparados, dejé el cuenco a un lado y tomé la pluma. Tras escribir unas cuantas líneas y comprobar que la tinta mágica desaparecía tras pronunciar las palabras de activación, me giré hacia Godric.

Cuéntame todo lo que creas que necesito saber. Qué clase de demonio, sus nombres, sus características... Tengo papel de sobra.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 5:51 pm

Godric obedeció de inmediato, tenía ganas de empezar y se le notaba, quizá demasiado, así que cerró la puerta  y se sentó obedientemente sobre la cama de Rurik.
Esta vez su cabeza estaba demasiado concentrada en el tema como para divagar sobre ese hecho, pero aun así se sorprendió de que las sabanas siguieran calientes.

— Bueno, en lo referente a demonios menores, los que están en riesgo de morir... bueno, están los cánidos, perros de cuatro ojos, también los demonios pulpo, cuando son pequeños apenas pueden desplazarse solos, son presa fácil. Y luego, por supuesto, los ácaros, son como bichos, escarabajos, libélulas... pero más grandes, no son muy listos y suelen ser la base de alimento de los demonios. — Godric intentaba repasar mentalmente todas las listas de demonios que había leído en la biblioteca.

Mientras hablaba desechaba información, como la conducta reproductiva de las hidras, que no lo consideraba de importancia para el tema que estaban tratando, o el sistema de alimentación de los demonios bovinos.

— Las crias de demonios suelen estar juntas, como mecanismo de defensa... cuando les atacan, si están acompañadas pueden huir con más facilidad... mientras se comen a sus hermanos. — No estaba seguro de que eso fuera importante para la invocación, pero cuando lo leyó le pareció aterrador, y estaba seguro que a Rurik le interesaría saber algo así.

Godric se quedó pensando si se le ocurría algo más, pero su vista se quedó clavada en Rurik, estaba escribiendo todo lo que decía, cuando se concentraba tenía la apariencia de un hombre hecho y derecho, nadie diría que aun no era un mago consagrado.
O eso le parecía a Godric, que absorto en sus cavilaciones perdió el hilo de lo que estaba diciendo.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 6:14 pm

¡Quien supiera que existían tantos tipos de demonios! Es decir, me imaginaba que allá en su UntrhijmNombre nórdico que se le da al plano demoníaco habría más de un solo tipo de demonio, que era como una versión... demoníaca, supongo, de la Tierra. Nunca me interesó demasiado el tema como para investigar en más profundidad, a diferencia de Godric que, según parece, había devorado toda la sección de demonología de la biblioteca de la Torre, o eso me parecía por toda la información que me soltaba. Por suerte, escribo rápido y de manera esquemática, así que no tuve problemas en apuntar toda la información que me iba contando. Según las necesitaba, más hojas de pergamino flotaban desde la estantería.

No pude evitar poner una mueca cuando mencionó lo de las crías de demonios y tampoco pude reprimir otro suspiro. No creo que sea su intención, pero no puedo evitar que me ronde por la cabeza la idea de que dijo eso para hacerme sentir algo culpable. No creo que fuera tan mezquino, ¿no? Se quedó callado de pronto, aunque al principio no me di cuenta de ello porque estaba repasando los apuntes que había tomado. Al acabar, sin embargo, me dí cuenta de que se había quedado embobado, mirándome fijamente. ¿En qué estará pensando...?

¡Eh! —Chasqué los dedos con una sonrisa divertida—, Godric, ¿estás bien? —le pregunté, con la cabeza algo ladeada, y luego seguí—. De todos estos demonios, ¿cuál es el que más te interesa?

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 6:33 pm

El mago se dio cuenta, tarde, que se había quedado absorto mirando a su amigo, y le había pillado de lleno.
Tenía que tener un poco más de control, no podía dejarse llevar de esa manera, había venido a aprender magia, y en este momento lo importante era el demonio, no la suave piel de su amigo.

— Sí, perdón, he dormido poco. — Godric mintió, intentando que no se notara mucho.

No había pensado mucho en que clase de demonio podría cuidar, si por el fuera vaciaría el plano demoniaco de esas indefensas criaturas, pero era consciente que eso era inviable, al menos para magos de su nivel.

— Supongo que la mejor opción es un cánido, es el que mejor adaptado está para sobrevivir en este plano de manera autónoma. — Godric no pudo evitar imaginarse a un demonio pulpo caminando sobre sus tentáculos mientras saludaba al quitarse el sombrero. — Pero...¿Como vas a hacerlo? — El joven mago tenía curiosidad por todo lo referente a magia, sobretodo a la que no conocía, y más allá del objetivo, sentía una gran curiosidad por descubrir cual sería el procedimiento que su amigo seguiría.

Mientas hablaba con Rurik no pudo evitar imaginarse a un cachorro de demonio cánido, la idea era emocionante, pero a la vez le daba un poco de miedo... ¿Y si no conseguía hacerlo bien?
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 6:54 pm

Se le notaba a la legua que no había dormido mucho. Ignorando esos momentos de intensa alegría y tristeza que sintió al hablarme de sus planes, no era difícil adivinar que estaba cansado y que aún era muy pronto como para ser persona. Suspiré volví a mirar el papel, esperando apuntar más cosas. Aún así, con un tono quizás de hermano mayor, le reñí un poco.

Sabes que no es muy sano dormir poco, ¿no? ¡Estás en la Torre! Esta no es una academia normal. Osea, quiero decir, sí, en las academias normales no se enseña magia, pero según tengo entendido los profesores dan clase todos los días, siguiendo un horario estricto —No pude reprimir un escalofrío. Apreciaba la libertad que daba la Torre. Además, como los alumnos llegaban uno a uno, sería muy difícil organizar las clases, quizá otro motivo por el que el aprendizaje es individual—. Si un día te encuentras cansado, no pasa nada si te quedas unas cuantas horas más en la cama. Me habrías encontrado también más tarde.

En fin, tras pensarlo un poco, decidió que la mejor opción sería un perro-demonio. A decir verdad, se me hacía mucho más simpático un perro demonio que un pulpo demonio... porque ni podía imaginarme cómo sería una de esas criaturas, y quizá es para lo mejor. Apunté en el papel la palabra hejlhund, pronuncié de nuevo las palabras de activación, y los papeles en los que había escrito se volvieron hojas en blanco, sin ninguna letra, para nada sospechosas. Me preguntó cómo iba a hacerlo (me imagino que lo de invocar ese tipo de demonio en concreto y atarlo de alguna manera a este plano); me levanté, tomando el bol de gachas, y me puse a andar por la habitación, comiendo y meditando.

No tengo ni idea —acabé por decir, seguro de mi mismo. A fin de cuentas, apenas había comenzado mis incursiones en territorios demoníacos—. Pero ya se me ocurrirá algo. No por nada te dije que necesitaría unos días para prepararlo todo, ¿no? —le pregunté, con una sonrisita—. Aunque... se me ocurre que necesitaremos un objeto para atar al demonio a este plano. Una especie de ancla, no sé si me explico. Eres libre de elegir lo que... más te guste... o que creas que funcionaría mejor.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 7:59 pm

Godric consiguió calmarse, la verdad es que había sido una mañana muy intensa, con muchos altibajos emocionales, pero ahora todo parecía volver a la normalidad, su amigo volvía a ser su amigo, tal y como lo conocía, y eso le hacía sentir cómodo y seguro, le gustaba estar con él.

—A lo mejor es que te echaba de menos y no podía pasar más rato sin ti, oh — Dijo mientras se reía, aunque en el fondo, muy en el fondo, se preguntaba si eso era verdad.

Godric dio un par de vueltas para estirar un poco las piernas, ya que se le habían adormecido al estar sentado encima de ellas.
Al mirar por la ventana se preguntó que hora sería, sentía que acababa de llegar a la habitación de Rurik, pero la verdad es que llevaba ya un rato en ese cuarto que olía tan bien.

— Uhm, creo que tengo algo en mi cuarto que podría servir, cuando lo tengas todo listo lo traeré. — Godric se acordó de un pequeño espejito forrado en cuero que le había regalado Arabella, la hija del marqués que casi se convierte en la señora de Godric.

El chico no estaba seguro de si debía o no explicarle a Rurik la historia de ese espejo, que ciertamente era bastante importante para él... pero que a la vez era algo que no quería tener que explicarle a su amigo.

—Bueno, entonces, hacemos algo más ¿O te dejo estudiando? — Godric podría haberse pasado el día entero en esa habitación con Rurik, no había lugar en la torre que le hiciera sentir más cómodo, pero no quería ser el culpable de que su amigo quedara mal herido en la Prueba de Fuego por no haber entrenado suficiente.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Rurik Helgason el Dom Mar 18, 2018 8:18 pm

Al menos, todo había vuelto a la normalidad, aunque el precio haya sido acceder a invocar un perro demoníaco y ligarlo a este plano. A decir verdad, esto me escandalizaba mucho menos que lo primero que me había imaginado cuando Godric me propuso su plan de criar un demonio. De hecho, volvía a bromear conmigo, en la vena de lo primero que le dije nada más verle esta mañana. A decir verdad, me alegra que Godric haya llegado a la torre, porque hacía tiempo que no me llevaba tan bien con alguien de por aquí. La gente no suele tomarse tanto tiempo como yo en consagrarse, así que muchas de mis amistades habían acabado yéndose.

No sabía que causaba tal adicción —respondí altanero, con una sonrisa alegre en el rostro.

Volviendo a temas más serios, se levantó de la cama y dijo que tenía algo en su cuarto que quizá le serviría para atar el demonio a este plano. Dijo que lo traería cuando lo tuviera todo preparado, lo que me parece apropiado. Acabó por preguntar qué haríamos a continuación, o si prefería que me dejara estudiando. Dejé el bol, ya vacío, encima del escritorio y me giré para mirarle.

Yo supongo que me quedaré un rato estudiando. Supongo que, a fin de cuentas, investigar este aspecto de la demonología cuenta como preparación para el examen, ¿no? Ahora, tú... —me acerqué y le golpeé en el pecho con el dedo índice, señalándole—... tú deberías ir a dormir ¿vale? Hazme caso, me darás las gracias en unas horas.

_________________
¡Si digo algo raro en nórdico o en élfico, pon el ratón sobre el texto!

avatar
Rurik Helgason
Humano

Nombre : Hroerekr Helgason "Rurik"
Escuela : Escuela del Lago de la Luna (ex-alumno), La Torre (actualidad)
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de cuarto grado
Clase social : Plebeyo
Mensajes : 137
Fecha de inscripción : 17/09/2014
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Godric el Dom Mar 18, 2018 8:31 pm

La verdad es que un poco cansado si que estaba, y una vez pasada la excitación del momento, le estaba entrando el sopor. Las perspectivas de acostarse ahora parecían bastante placenteras, había conseguido lo que quería, o una parte. Y ya no podía hacer nada para acelerarlo, así que su almohada y mantas eran sin duda, la mejor opción.
Era consciente que debía preparar su prueba de la tierra, pero tenía aun tiempo, no corría prisa.

— Bueno, si me lo pides así, me tendré que acostar, cuando esté todo listo avísame. — Godric se despidió de Rurik mientras contenía un bostezo.

No tardó mucho en salir de la habitación de su amigo, y mientras se dirigía a su propia habitación no pudo evitar pensar en algo que no se había molestado en pensar... su amigo ya era un aprendiz de cuarto grado, no tardaría mucho en ser un mago consagrado... y eso podría implicar, con bastante seguridad, que abandonaría la Torre, que le abandonaría a él.
avatar
Godric
Humano

Nombre : Godric Kuranes
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Rango de guerrero : Aprendiz (espadas a una mano)
Clase social : Pueblo llano, burguesía
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Zane Beren Ciryatan el Lun Mar 26, 2018 3:45 pm

Zane acababa de salir de los baños de La Torre. Iba vestida con la túnica morada correspondiente a su curso y atada a su muñeca, una cinta de cuero que solía utilizar de coletero. Y a pesar de que se había dado un baño —bastante largo, de hecho —, y de que olía a azahar; cuando salió de aquel lugar tenía el pelo seco: al parecer la niña había utilizado los hechizos del Libro de Fuego —pensados para destruir a sus enemigos e invocar hordas de criaturas del infierno— para secarse el pelete.

La cuestión es que, mientras bajaba por las escaleras, se detuvo en el sexto piso y vio como Godric entraba en la Sala de pruebas, dejando la puerta cerrada al pasar. Tuvo que taparse la boca con las manos para no gritar de la emoción, y no perdió ni tan solo un segundo: tenía que avisar a Rurik.

Se dio la vuelta y comenzó a subir por las escaleras, corriendo, apartando de vez en cuando algún alumno que se interponía en su camino y el noveno piso. Cuando llegó, se dirigió rápidamente hacía la habitación de su amigo, con la respiración entrecortada y con la cara roja de correr. Una vez enfrente de su puerta, levantó la mano para llamar, pero se detuvo: ¿por qué Godric no le había dicho lo de la prueba? ¿Rurik lo sabía? ¿La estaban acaso marginando del grupo?

«Que cabrones», pensó frustrada. A pesar de aquel sentimiento, trató de calmarse: tal vez estaba sacando las cosas fuera de contexto.

Al cabo de unos segundos entró en razón y supuso, mientras negaba con la cabeza, que había miles de razones por las cuales podría no haberse enterado: a lo mejor Godric quería que fuese una sorpresa, tal vez se lo había dicho, pero no se acordaba, o sencillamente no se lo había dicho porque no habían coincidido a lo largo de la semana, y entre los nervios que suponen el primer examen, se le olvidó decírselo o no encontró tiempo para hacerlo. Suspiró, algo más tranquila.

Llamó a la puerta, una vez, dos veces, tres veces; toc, toc, toc. Al cabo de unos segundos, salió un hombre pelirrojo de la puerta, otro estudiante: tenía los ojos verdes y tenía una gran cantidad de pelo rojo que parecía un león. Un león con barba.

¿Y Rurik? —preguntó extrañada la pelirroja.

¿Rurrik? —preguntó aún más extrañado el pelirrojo —. Creo que vive en la habitación de al lado. Me he mudado recientemente a esta planta, aunque aún no he colocado mis cosas. Gusto mucho, mi nombre es Yi…

Sí, sí, yo me llamo Zane, encantada de conocerte. —Se presentó rápidamente, interrumpiéndolo, mientras le daba la mano (más bien, cogió su mano sin pleno aviso y empezó a zarandearla con exagerada brusquedad) y le fue metiendo disimuladamente a su habitación, dirigiéndolo con la mano, cerrándole la puerta discretamente con una radiante sonrisa.

El pelirrojo, vuelto en su dormitorio, seguía con el brazo extendido sin cara de no saber muy bien que era lo que acababa de pasar. Se quedó así durante un par de segundos, sin saber que pensar. «Que raros son los de El Exterior», pensó con extraño.

No tenía tiempo que perder. Se sentía un poco mal con Yi-noséqué, pero aquello era cuestión de vida o muerte. Ya se disculparía más algún día de estos.

Se dirigió a la habitación siguiente a la del despachado y golpeó la puerta con fuerza, varias veces. Tal vez con excesivo exceso.

¡Rurik, abre! —exijió alzando la voz —. ¡Es importante! ¡Se trata sobre Godric!
avatar
Zane Beren Ciryatan
Humana

Nombre : Zane Beren Ciryatan
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Viva
Rango de mago : Aprendiza de cuarto grado
Clase social : Plebeya, campesina
Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 22/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habitación de Rurik (Noveno piso)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.