avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor Marcus Caesar, el Miér Ene 28, 2015 11:08 pm
Me había negado en rotundo a enterrarle en Zhante. Nació en Ereaten y en Ereaten debía reposar. Había trabajado durante toda la travesía en barco de eliminar hasta la ultima gota de magia corrupta de su cuerpo usando técnicas viejas y nuevas. Agua bendita,piedra de Dios y un polvo cuya existencia solo conocíamos tres personas en este mundo,los tres de San Yago. Había quedado puro. 

El funeral se celebraría en una pequeña capilla reservada a la Orden, donde ahora mismo me encontraba rodeado de unas pocas personas. Todos eramos de la Orden de San Yago. Ningún familiar había acudido, algunos incluso renegando de el. Era muy triste que tu familia no acudiera a tu funeral. No. Nosotros eramos su familia. La familia que el eligió, no la que Dios le impuso. Ellos estaban demostrando no ser dignos de tener la misma sangre que Paulus. Subi lentamente las escaleras que me separaban de su lugar de reposo final. Una vez arriba,comencé a hablar.

-No voy a recitar de memoria las palabras escritas en un libro santo ni a decir cosas que Paulus no fue. Este hombre, al que tuvimos suerte de llamar hermano, se merece algo mejor. Parece que fue ayer cuando contaba chistes en la sala común, encima de la mesa y con una jarra de cerveza en la mano de la cual nos echaba encima la mitad. Siempre nos reíamos y siempre le regañaba y mandaba al calabozo a meditar. Una vez, ya cansado, le pregunte por que seguía haciéndolo.¿Sabéis su respuesta?"Dios es la felicidad y solo atraves de ella llegaremos a el. La risa es propia de la felicidad. Puedes encerrarme mil veces mas, pero cuando salga volveré a hacer lo mismo. Si me arrancas la lengua, haré un espectáculo con mis extremidades. Si me las amputas, lo hare con la cara"-empece con firmeza para acabar con una voz temblorosa. La verdad es que mis piernas y brazos apoyados también temblaban al tiempo que una lagrima provocada por el recuerdo empezaba a recorrer mis mejillas.- En otra ocasión le encontré peleando y riéndose de ocho miembros de San Catalino solo por que quería divertirse. Se que no es propio recitar los defectos de una persona en su propio funeral, pero no debemos olvidad una cosa. A una persona se le admira por sus virtudes,pero se le quiere por sus defectos. Ahora se ha ido,pero algun dia nos reuniremos con el en el otro lado. San Yago y Cierra

-San Yago y Cierra-respondieron los presentes a modo de plegaria y uno a uno fueron pasando por delante de la tumba de Paulus. 

Poco a poco todos se fueron,algunos intentando animarme e invitándome a ir con ellos. No podía y había un motivo. Espere a que todos se fueron y entonces saque una manta enrollada de detrás de una de las estatuas. La abrí con todo el cuidado del mundo. Era un arco. Era su arco. Nunca permitirían que el arco fuera enterrado junto a el,por ser un arma y esto ser un lugar Santo. En ese momento a mi me daba igual lo santo,los Santos e incluso Dios. El era el responsable de su muerte.

-¡TU!¡TU LE HAS MATADO!-grite a lo mas alto mientras agitaba mi puño.-¡CON TUS GUERRAS SANTAS Y...Y...TUS PRUEBAS DE FE!¿NO ERES OMNIPRESENTE Y OMNIPOTENTE?¡YO TE MALDIGO!

Me desplome junto a la pared donde estaba la tumba. Deje el arco sobre ella y un sentimiento de culpa se echo sobre mi.

-¿A quien pretendo engañar? La culpa es mía. No debí dejarte que nos acompañaras a Zhante en tu estado. Debí centrarme en curarte a ti y a los demás heridos,no embarcarme en una empresa belicista con Titus y San Telmo.-dije mientras tocaba su tumba-Praesto nos videbimus, frater.

Y entonces empece a llorar. Al principio eran pequeños sollozos,luego..... Si alguien hubiera entrado en ese le habría parecido escuchar a un niño pequeño. Era demasiado. De pequeño perdí a mi hermano Cicerón, poco después a mi madres, ahora a mis hermanos de Orden. Y no era lo peor. Era en estos momentos cuando la presencia de Paulus se necesitaba mas, para hacer algún chiste o algún acto bufonico. Nunca volvería a reírse de mi tartamudeo en presencia de cierta mujer. Nunca mas le pondría motes a los novatos. Nunca mas. La reacción no se hizo esperar. De un salto me puse de pie y de una patada mande una silla de madera a estamparse contra la pared. Gritaba como un animal salvaje y continué dando golpes y patadas a los bancos y sillas.
________________________
avatar
Diosa
Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor La Diosa, el Sáb Ene 31, 2015 8:10 pm
Los gritos de dolor de Marcus Caesar ante la pérdida de su compañero y amigo llegaron hasta mí, como, ciertamente, llegaban todas las cosas que sucedían en el mundo. Bajé de los cielos a la tierra en la forma de un anciano de piel y barbas blancas como la nieve; mis ojos eran ciegos, pero lo veía todo, incluso aquello que los hombres no podían ver. Iba vestido con una túnica blanca, y con un velo blanco me cubría la cabeza, pero todavía se distinguía mi frente arrugada, y ceñida con la corona de espinas. Llevaba un bastón simple en las manos, y estaba descalzo como los mendigos, y, como ellos, tenía los pies magullados, tristes, sangrantes, dolorosos.

¿Por qué había escogido la forma de un varón —que casi nunca tomaba— para presentarme ante él? Era evidente: en el Centro de Garnalia se referían a mí con otros matices; me nombraban como Dios, como el Padre, el Creador. Esa fe perseguía, generalmente, a aquellos a los que el Oscuro y yo concedíamos el don de la magia; sabía que morían cada día en las hogueras, y, aunque tal violencia me disgustara, nada podía hacer mientras las sombras siguieran andando por cada rincón del mundo.

En toda la fe centrogarnálica, había algunos que estaban más próximos a la Verdad y al Bien que otros. Marcus era uno de ellos y, con él, la Orden de San Yago, que respaldaba sus ideas. Por eso, de entre todos los inquisidores que iban en contra de mí, me presenté a él, en el momento en que me maldijo. Y lo hice, para respetar la imagen que de mí tenía, en un cuerpo masculino, pues en nada cambia realmente las cosas el sexo en el mundo de los dioses, y solo en la tierra se establecen jerarquías que elevan al uno o al otro.

Amigo —dije, y mi voz no tenía nada de majestuosa. Era la voz cansada de un viejo que sufría, y nada más, pero el eco hizo que resonara por toda la capilla—, que no te ciegue el dolor. Dios, nuestro señor, vela por el bien y la paz de los vivos y de los muertos. Las guerras santas, las pruebas de fe... Todas ellas son a menudo guerras entre hermanos, y nunca las dicta el Señor. Y quienes mueren en la guerra contra el Mal son afortunados, porque de ellos será el Reino de los Cielos, y en eterno descanso y en eterna felicidad pasarán el resto de su existencia, al lado del Padre, como hoy descansa Paulus.

Avancé entre las penumbras, y, aunque el suelo era frío, este no llegó hasta la planta del cuerpo del anciano. Fingí que era el bastón lo que me guiaba, y llegué hasta el lugar donde Marcus, lleno de ira y de tristeza, se encontraba.

No debes sufrir, amigo; no más de lo necesario. Hemos de despedir sonriendo a los que se van y sonriendo hemos de irnos del mundo mortal. Ni culpas, ni reproches, ni nada. No niegues la fe por la que has luchado justamente; no niegues al Señor, tú que has sido de los pocos fieles que han encontrado el camino de los sabios.

________________________

Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor Marcus Caesar, el Dom Feb 01, 2015 12:15 am
Me sobresalte un poco al escuchar la voz de otra persona. Un hombre bastante mayor y ciego. O al menos eso es lo que me parecía. Sus palabras parecían sabias, o al menos en parte. Era cierto en lo que decía que las guerras eran en su mayoría entre hermanos, pero al decir que morir en la guerra contra el mal era ser afortunado......tenia suerte de que Dios le hubiera concedido el don de la vejez y la invidencia. De no ser así, posiblemente le estrangularía.

-¿Y cual es la Guerra contra el Mal,anciano? ¿La de la Batalla de Aresher, donde desaparecieron o murieron miles de inquisidores?¿La de la Batalla del Lago?¿O quizás lo que ya denominan en medio munDO LA MATANZA DE ZHANTE?¿CUAL?-explique mientras me levantaba y le pegaba otra patada a una silla- He visto morir mas inquisidores a manos de sus propios hermanos que contra seres demoniacos. Intrigas. Traiciones. En eso se ha convertido la Iglesia.

Estaba rabioso y necesitaba liberar carga, pero ese hombre no tenia la culpa.La Reina Isabella,el Maestre Titus, el Cardenal Marco.....Ellos eran los culpables, pero tampoco podía negar mi propia responsabilidad. Mis intrigas también habían acabado en la muerte,encarcelación o exilio de mas de un inquisidor u otra personalidad.¿Cuantos habían estado en una capilla enterrando a un camarada por mi culpa? No podía saberlo, pero teniendo en cuenta el numero de intrigas y que pocas veces fallaba debían de ser muchas.

-Soy un miserable. Soy igual que mis oponentes. No, aun peor. Ellos al menos cumplen lo que predican. Tendría que ser yo el que estuviera dentro de este nicho.-termine mientras me derrumbaba de nuevo junto a la tumba.-Disculpeme por echarle el sermon,anciano. La verdad es que si me denuncia al Santo Padre no pienso defenderme. Estoy cansado. Cansado de esta maldita lucha.

Una lucha que para mi había empezado cuando tenia doce años y mi hermano Ciceron había sido condenado en ausencia por brujería. Aun recordaba el frió de aquellos pasillos llenos de ratas que surcaban las catacumbas. La mirada de mis padres cuando salí de allí. Los latigazos del inquisidor general por defender a un brujo. Esa había sido mi primera batalla. Un intenso dolor recorrió mis manos, que sangraba. Al recordar había apretado tanto las manos que varias heridas se me habían abierto. La verdad, no me importaba.
________________________
avatar
Diosa
Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor La Diosa, el Dom Feb 01, 2015 10:04 pm
La batalla de Aressher había sido una guerra contra un centro de poder del Mal; no así la batalla del Lago, ni el conflicto de Zhanthé, en el que se había atacado una ciudad que se inclinaba, en general, por el lado luminoso de la balanza. Marcus Caesar, todavía dominado por una ira terrible, le dio otra patada a otra de las sillas, y yo permanecí inmóvil, aferrando el bastón con mis manos arrugadas. A sus palabras no les faltaba razón: la Iglesia del Centro era un mar de intrigas y traiciones, y que se hubiera dado cuenta de ello era lo que lo hacía especial.

El dolor del hombre inundaba todo el ambiente, y sus palabras estaban teñidas de culpas injustificadas, y de remordimientos. Di un paso hacia delante, y otro más.

Dijo el Señor: «Perdonaos unos a otros». Pero antes de dar el perdón a los demás, debemos dárnoslo a nosotros mismos.

Mis manos de anciano temblaban, así como el bastón que me sostenía. Respiraba con dificultad. Di un paso más, y entonces me llevé una mano al pecho, y la sangre tiñó mis ropas blancas. Gemí y caí al suelo de rodillas, con un sonoro golpe, y me incliné hacia delante, y exclamé:

¡Oh! ¡A... ayuda!

La sangre no dejaba de brotar: de mis manos, de mis pies, de mi pecho, y hasta corría por mi frente y por mis ojos ciegos, tiñendo con gotas rojas la corona de espinas.

________________________

Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor Marcus Caesar, el Dom Feb 01, 2015 11:32 pm
El anciano hablaba de perdón, tanto al prójimo como a uno mismo.¿Como podía perdonarme? La Orden de San Yago se fundo bajo las bases del estudio y experimentación. Ahora era una Orden Militar mas. Con mas estudios, con mejor entrenamiento y con una comprensión del mundo que algunos jamas lograrían tener. Yo lo había hecho. Yo era el culpable y nadie mas.

-No hay perdon para gente como yo.

Entonces el anciano cayo al suelo, tembloroso y con problemas para respirar. Estaba muy mal. Corrí hacia su lado y allí comprobé que ademas sangraba por varios sitios. Entonces repare en la corona de espinas.¡Malditos penitentes!¿De verdad pensaban que con estos actos estaban mas cerca de Dios!Bueno,este posiblemente lo estaría pronto. No, tenia que curarlo. Le deje con cuidado en el cuelo y recogí mi casco al cual llene de agua bendita. Con el cuchillo corte varios trozos de mi túnica y después de mojarlos intente parar las hemorragias. Era muy difícil,pero el anciano no llegaría hasta un medico.

¡SAN YAGO Y CIERRA!-grite con la esperanza de que algún rezagado de mi orden aun estuviera por alli-No te mueras,viejo.¡SAN YAGO Y CIERRA!

Mis gritos eran inútiles. No había nadie. Estaba solo con un hombre que se moría ante mis ojos. La imagen de Paulus, suplicándome con su ultima mirada cuerda que le matara volvió a mi cabeza. No. No otra vez. Esta vez seria diferente.
________________________
avatar
Diosa
Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor La Diosa, el Lun Feb 02, 2015 7:56 pm
Tal como esperaba, Marcus Caesar se abalanzó sobre mí enseguida para ayudarme. Actuó rápido, y con más sabiduría de la que seguramente tenía un inquisidor cualquiera: así, intentó frenar desesperadamente mis hemorragias, y gritó en busca de ayuda, y me cubrió de agua bendita; y, mientras hacía todo esto, no dejó de pensar ni un solo momento en su amigo perdido.

Sin embargo, aunque sus cuidados ayudaban en parte, mis heridas seguían sangrando, y mi piel era cada vez más pálida. Llevé mis manos temblorosas hasta sus hombros. Cada vez respiraba con mayor lentitud y con mayor dificultad. Tenía la cabeza apoyada sobre el suelo, y los ojos mirando a la nada. Aunque no sentía ningún dolor, para el humano estaba agonizando; al borde de la muerte me hallaba, y solo había una alternativa para salvarme.

A...mi...go... —pronuncié, con dificultad.

Hundí los dedos, ahora amoratados, en sus hombros. Todo mi cuerpo se enfriaba como si se estuviera adueñando de mí la última hora. Entre tantas muertes, la capilla adquiría un tono siniestro más propio de un recinto del Dios que de uno consagrado a mí.

Necesito... tus energías... —musité, con un hilo de voz—. Mis manos... las pueden... captar... La magia... me ayudará... a cerrarlas...

Solté un gemido. Necesitaba, rápido, su consentimiento.

Quiero... Necesito... vivir... vivir...

________________________

Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Sin pensármelo le cogí las manos con las mías. Entonces miles de pensamientos recorrieron mi cabeza. El era un mago, uno de los enemigos de la Santa Inquisición. Declarados seres demoníacos y que yo sabia perfectamente que no eran así. La inmensa mayoría era gente sencilla que no sabían que lo eran, pero otros.....otros si lo sabían y usaban sus poderes a voluntad.
Uno de ellos era el conocido Asesino de la Academia: Dam Gurth. Era un ser lleno de maldad y oscuridad que se atrevía a llamarse hijo del Diablo. Solo le había visto causar matanzas y hechizos malvados. Pero por otro lado también estaba mi invitado en Fuerte Blanco y Rojo: Rohar Tormenta. Algo orgulloso y cabezota, no había dudado en ayudar a los heridos. Y ademas, le debía la vida. No hubiera sido posible vencer a los piratas sin su intervención. Su aura roja inspiraba respeto incluso a los Templarios, pero nunca había dado señales de violencia. Era un buen hombre. Este anciano desde luego no parecía malo. Y aunque fuera así ya era tarde y no podría comprobarlo. Si algo tenia claro es que había llegado mi hora. El anciano absorbiera mi energía vital y entonces de mi solo quedaría un bonito cadáver. Una vida de guerras frías e intrigas palaciegas por una vida de un penitente. Un hombre que no soportaba la vida por uno que deseaba vivir mas. Me parecía justo. Al menos mi muerte tendría algún sentido. Por fin haría algo bien
________________________
avatar
Diosa
Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor La Diosa, el Mar Feb 03, 2015 12:21 am
En silencio aceptó mi propuesta, creyendo que moriría en el intento. Efectivamente: aun pensando que absorbería toda su energía vital para cerrar mis heridas ficticias, Marcus Caesar no dudó un solo segundo en ofrecerse por completo para salvar la vida de un anciano. Era una escena digna de admiración: un hombre joven, valiente, con numerosos éxitos a sus espaldas, un Maestre, estaba ofreciendo su vida sin pensarlo por un pobre anciano al que no conocía, que ya había vivido demasiados años, que (suponía) se había causado por voluntad propia el dolor que padecía, que —además— era brujo, cosa que iba en contra totalmente de la Santa Inquisición.

Pese a todo, estuvo dispuesto a sacrificarse. No me sorprendía, porque nada podía sorprenderme. Pero cualquiera que hubiera sido testigo de esta escena habría sabido distinguir que, de entre todos los hombres, él era uno de los que tenía la capacidad necesaria para llevar mi Palabra por las tierras de los mortales.

Separé las manos de él y sonreí. La sangre desapareció en un instante, así como el cuchillo, y hasta mi barba blanca y mis arrugas. Quedé convertido en un joven de piel tersa, ojos igualmente ciegos y cabellos rubios como el sol.

Acabas de demostrar, a los ojos de Dios y a los ojos de los hombres, que no eres un miserable, sino un mortal digno de luchar por el Bien.

Llevé los dedos a sus mejillas, y luego a su cuello, y me incorporé, y, sin más, lo abracé, en un abrazo que calmaría sus sombras y su espíritu.

________________________

Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Aun no podía creerme que estuviera vivo. El anciano había pasado a convertirse en un hombre mas joven y sin ningún tipo de herida. Magia,como no. Había sido una prueba de un mago,estaba claro. Lo que no lo estaba era que tipo de mago era. Entrecerré los ojos para ver su aura y lo que vi me sorprendió. Estaba acostumbrado a ver auras naranjas de aquellos no iniciados, blancas,azules rojas, negras. La suya era simplemente una intensa luz que me hacia daño a los ojos y tuve que cerrarlos del todo. Me abrazo y empece a sentir algo de paz en mi alma. No podía ser un mago, a menos que este fuera extraordinario.

-¿Quien eres?-le pregunte mientras me apartaba de el un poco.

No esperaba que me respondiera y en el caso que lo hiciera seguramente mentiria. No tenia su alma podrida, pero hasta los hombres mas virtuosos mentían por diversos motivos. Protección, guía,.... Eran motivos mas que justificados para mentir.
________________________
avatar
Diosa
Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor La Diosa, el Mar Feb 03, 2015 9:48 pm
Se atrevió a buscar mi aura y permití que la viera, y obtuve de él la sorpresa que esperaba. Nunca me había visto, aunque desde muy temprano había creído en mi existencia. Vio la luz que mi cuerpo emitía, y sintió en su alma la paz que esta luz le provocaba. Me alejé de él, y mi rostro adoptó una expresión seria. Él pensaba que iba a mentirle, pero solo lo haría en parte.

Soy tu Dios —dije, sin más.

La capilla, antes oscura, se iluminó parcialmente. Ya no parecían ni las piedras ni las paredes tan frías, y hasta el aire era más fresco, como si toda huella de la muerte hubiera desaparecido en un instante.

Y he venido para que no te olvides de quién soy ni de quién eres.


________________________

Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor Marcus Caesar, el Mar Feb 03, 2015 10:41 pm
Dios. Decía ser el Dios. Podría negarme a creerlo, acusarlo de ser un mago herético. No era la primera vez que alguien se hacia pasar por un mesías o el mismo Padre de Todo. Pero no, sabia que era cierto. Su aura no mentía. Estaba ante El Creador,El Arquitecto. Las piernas me temblaban y me hicieron caer al suelo de rodillas. Le había negado y le había maldecido,mientras que el me había reconocido y reconfortado.

-Miserere mei, Deus*-suplique mientras apoyaba mis manos en el suelo y agachaba la cabeza.


Si hace un mes alguien me hubiera dicho que estaría en presencia del mismísimo Dios pidiendo clemencia, le habría prohibido tajantemente beber alcohol por motivos médicos. Me había calmado el alma, pero ahora el miedo se había apoderado de mi. El Dios puede ser un afectuoso padre,o un estricto juez.


____________________________________________________________________________________________________________
*¡Oh,Dios!¡Perdóname!
________________________
avatar
Diosa
Mensajes : 193
Fecha de inscripción : 02/05/2011
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor La Diosa, el Miér Feb 04, 2015 10:05 pm
Comprendió quién era yo sin ninguna duda, y se postró ante mí para suplicarme perdón por las cosas que había dicho anteriormente en mi contra. Sentía miedo y, también, un profundo respeto hacia la deidad a la que adoraba, pero no tenía por qué temerme. No era el Dios, al que él llamaba Diablo; por tanto, no me complacía la justicia establecida bajo la maza del miedo.

Como respuesta a mis plegarias, me arrodillé junto a él y lo tomé de la barbilla para levantar su cabeza y que me mirara a los ojos ciegos.

No hay nada que perdonar y, aunque así fuera, te concedería una y mil veces el perdón absoluto, hijo mío. Tus palabras fueron fruto del dolor, pero yo escucho más allá de las voces que claman y veo más allá de los cuerpos palpables...

Mi voz se había vuelto suave y afectuosa, pues pretendía calmar el remolino de emociones que Marcus Caesar estaba sintiendo.

No he venido hasta ti para perdonarte yo, sino para que seas tú quien se perdone. El mundo te necesita, ahora más que nunca. Estás destinado a remover los cimientos del universo. Tienes la capacidad de ver la realidad más allá del miedo. —Llevé una mano hasta su pecho—. Tu corazón es más luz que sombra. Y te encomiendo la tarea de limpiar la sociedad de todo aquello que la corrompe, y quiero que prediques el Bien de acuerdo con los valores primordiales, que ya laten en tu alma.

»En ti confío, como he confiado en otras almas buenas, la continuidad de mi Obra. Pongo tu destino en tu voluntad, que ha de ser la mía propia. Despierta y ama todas las cosas que verdaderamente relucen.


Nuevamente mis manos apretaron sus hombros, y mis ojos apretaron sus ojos, y toda mi esencia apretó la suya.

Estaré siempre contigo y en ti. —Un silencio—. Y, más pronto que tarde, volveremos a vernos.

Tras la última palabra, mi cuerpo estalló en una nube de luz y desaparecí como si nunca hubiera bajado al mundo de los mortales. La capilla regresó a su penumbra acostumbrada, y no quedó de mí ningún rastro, y apareció de nuevo el cuchillo que le había arrebatado, como muestra de que todo lo que pudiera suceder dependería de la decisión de Marcus Caesar, que ya me era conocida.

________________________

Anaë'draýlShewë †NerónMarieLord Strord †

avatar
Humano
Nombre : Marcus Caesar
Escuela : La Santa Academia
Bando : La Diosa (conocida como Dios)
Condición vital : Vivo
Cargo especial : Maestre de la Orden Militar y Religiosa de San Yago, Maestro de Guardián de la Fe (Santa Academia)
Rango de guerrero : Guerrero Exaltado, Especialista en Guardián de la Fe
Clase social : Noble (Heredero del Ducado de las Cascadas), Clero (fraile-guerrero)
Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 12/08/2014
Edad : 25
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Después del estallido de luz permanecí inmóvil durante un rato con el cuchillo aun en la mano. La situación había cambiado drasticamente. Antes no tenia sentido mi vida o mi muerte y estaba dispuesto a terminar con ella de una vez por todas. Ahora tenia una misión, un cometido, una obra. Una Guerra Santa, pero de verdad. Una Guerra donde tenia mas importancia la fe y la predicación pacifica que las espadas. No mas guerras contra otros nobles que no se lo mereciesen. No mas asaltos innecesarios donde podían morir gente inocente. Ahora San Yago podría poner en practica todos los conocimientos que habíamos acumulados durante años. Misiones a enseñar a los pobres y darles alimento. Investigación y comprobación de los crímenes en vez de usar los métodos actuales de tortura y confesión. Rastreo de los seguidores del Diablo, pero de los verdaderos, no de aquellos que simplemente estaban en el lugar equivocado o enemistados con los hombres menos idóneos. Lo comprobaremos todo. Antes ya luchábamos por la justicia, el conocimiento y la paz, pero ahora era un encargo del mismísimo Padre de Todos. Nadie lo sabría, salvo aquella gente que se había ganado mi confianza: Los Templarios. Envaine el cuchillo y le dirigí una ultima mirada a la tumba de Paulus.

-Debebis mihi expectare plus magis, frater*.-le dije en un susurro. Entonces coloque mi mano sobre mi corazon- San Yago y Cierra.

Me encamine hacia la salida de la capilla. Había trabajo que hacer.



__________________________________________________________________________________________________________
*Tendras que esperarme un poco mas,hermano.

Fin del post
________________________
Contenido patrocinado
Re: Un Funeral,Un Culpable,Un Castigopor Contenido patrocinado,

________________________