avatar
Cuenta inactiva
Nombre : Horian Dermast
Escuela : La Torre
Bando : La Diosa
Condición vital : Vivo
Rango de mago : Aprendiz de segundo grado
Clase social : Pueblo llano
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 03/05/2012
Edad : 21
Localización : Más allá de lo material
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
http://www.latorre.foroactivo.mx/
Paso a paso, Horian conducía su cuerpo de forma lenta y segura hacia la sala de entrenamiento.
Ya había decidido, y no quedaban dudas, él haría la prueba, y la pasaría, o moriría en el intento.
Ya estaba tan cerca, solo necesitaba hacer un par de pruebas y ya estaría todo listo para enfrentarse a la prueba.
Comenzó por recitar uno de esos hechizos que había formulado en su mente durante tanto tiempo, y sin dificultad, pudo pronunciar a la perfección cada palabra.
- LindurEwëTótHirùl - Pronunció Horian, y un trozo de la misma piedra se agrietó y salió lanzada por los aires, impactando en la pared.
Horian observó asombrado por haberlo logrado. Por primera vez en su vida, sonrió en soledad, satisfecho por haber logrado el hechizo.

Horian repitió el hechizo varias veces, hasta quedar exhausto.

Debía probar con otro, así que buscó en su mente otro de los hechizos que había memorizado y dijo: - BehvIakReveChahlHirùl- Rápidamente, su piel adquirió la textura de un viejo roble, dura y resistente como pocas.
Horian movió su cuerpo lentamente hacia la pared, y empezó a golpearse frenéticamente contra ella.
Al cabo de un par de minutos, su piel volvió a la normalidad, y su cuerpo, ya un poco rasguñado y golpeado, cayó de bruces al suelo.
-Uno más- Dijo Horian, ampliando su sonrisa hasta un punto enloquecedor. - Sasel Ash Nän Ash Ewë -
Por las heridas que habían causado esos brutales golpes, ya caían lentamente, grandes gotas de sangre roja y espesa.
Horian concentró su mente, luego de pronunciar el último hechizo, y lentamente sus heridas comenzaron a cerrarse a la par que las energías de Horian se iban de su cuerpo.
Al terminar, antes de caer desmayado en el campo, Horian bebió una gota de sangre que pasaba a un centímetro de sus labios y dijo: -Ya estoy listo.- Luego el silencio reinó en la sala de entrenamientos.
________________________

...¡Adiós, dos veces amado! ¡Amo del destino, por el destino dominado! ¡Feliz de ti, que estás muerto! Si querés ver con quién te estás metiendo, mirá aca.